Acto a 17 meses del accidente de ONCE

 

BUENOS AIRES – Familiares de las víctimas de la tragedia de Once advirtieron esta mañana que el Gobierno «tiene cinco ex funcionarios procesados», pero «sigue mirando para el costado», al cumplirse 17 meses del accidente que le costó la vida a 51 personas y heridas a más de 700.

Además, denunciaron que «se persigue a las familias pidiéndoles rendición del dinero que se les ha entregado» como resarcimiento por el desastre causado por un tren que chocó contra el paragolpes en la estación de Once el 22 de febrero de 2012, y cuestionaron al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, por sus «vínculos con el poder y su impunidad».

«Este Gobierno tiene cinco ex funcionarios procesados y sigue mirando para el costado, y encima nos toca escuchar al ministro (del Interior y Transporte, Florencio) Randazzo hablando de la supuesta ayuda brindada», señaló en un acto en la terminal ferroviaria María Luján Rey, madre de una de las víctimas, Lucas Menghini Rey, al leer un documento.

En el texto se hizo hincapié en la situación del ex secretario de Transporte kirchnerista Ricardo Jaime: «No es nuestra tarea analizar el contenido de los fallos que ordenaban su detención, pero no podemos dejar de resaltar la indignación que generó ver cómo este personaje desobedeció las órdenes de Justicia y, haciendo gala de su poder, se profugó hasta obtener su eximición de prisión».

«El mensaje es claro, hoy los procesados por la causa mantienen su poder y sus vínculos intactos. Y sobre todo es claro que tanto los empresarios y los funcionarios procesados creen que ese poder y esos contactos los mantendrán impunes», añadieron.

Días atrás, la justicia federal dispuso enviar al empresario Mario Cirigliano a juicio oral y público junto a otros acusados por el accidente, por los delitos de fraude contra la administración pública y estrago culposo.

El empresario será juzgado por el Tribunal Oral Federal 2, junto a su hermano, Claudio Cirigliano, dueño de TBA, los ex secretarios de Transporte Juan Pablo Schiavi y el mencionado Jaime, y el maquinista de la formación, Marcos Córdoba.

Rey recordó en el documento que cuando Jaime renunció a su cargo en julio de 2009 afirmó: «He cumplido una etapa y ratifico plenamente mi pertenencia, mi lealtad, mi compromiso y mis convicciones con el proyecto que lleva adelante desde el punto de vista político e institucional, la compañera presidenta y el compañero Néstor Kirchner».

«Está clara su pertenencia a este proyecto de Gobierno. Hace unos días, el senador Aníbal Fernández señaló que desde el Gobierno no tienen por qué opinar de Jaime. Pero tampoco nada dijeron de cómo nadie pudo encontrarlo mientras estuvo prófugo.Evidentemente se debe haber escondido muy bien…¿o será que lo buscaron muy poco?», se preguntó Rey.

«Este Gobierno tiene cinco ex funcionarios procesados y sigue mirando para el costado. Y encima, nos toca escuchar al ministro Randazzo hablando de la supuesta ayuda brindada. Dejaron a la enorme mayoría de los damnificados en el abandono más absoluto, y se abusaron de las necesidades de una minoría que, en situación desesperante, recibió su limosna disfrazada de ayuda», fustigaron los familiares.

De cara a las elecciones legislativas de octubre, reclamaron que los candidatos den a conocer sus «posturas sobre política ferroviaria, sobre esta estructura desastrosa, responsabilidad exclusiva de los funcionarios y sindicalistas corruptos y de sus socios en el Gobierno».

«La política ferroviaria debe ser controlada por el Congreso en su conjunto, y no por quien detenta el poder de turno», concluyeron.

Los familiares, al término del acto, permanecieron en la estación, donde de manera gratuita estamparon remeras y regalaron parches con el logotipo que reza «Justicia para las víctimas de la tragedia de Once».