Tensa situación política en Paraguay

BUENOS AIRES- La presidenta Cristina Fernández envió al canciller Héctor Timerman a Río de Janeiro, a una reunión de carácter «urgente» convocada por su par de Brasil, Dilma Rousseff, para tratar la tensa situación política en el Paraguay.
Según un comunicado distribuido en la Casa de Gobierno, la Presidenta envió a Timerman «para que la represente en una cumbre urgente de mandatarios de la Unasur», ante «el pedido de juicio político» contra el presidente paraguayo Fernando Lugo.
«La presidenta de la República Federativa del Brasil, Dilma Rousseff, se comunicó esta mañana con la jefa de Estado para solicitarle la presencia argentina en el encuentro que se realizará en la ciudad brasileña, en donde se analizarán los pasos a seguir frente a las informaciones de las últimas horas sobre un pedido de juicio político al mandatario paraguayo Fernando Lugo», se consignó.
El pedido de juicio político impulsado por la oposición en Paraguay es motivado por lo sucedido hace poco más de una semana, cuando un enfrentamiento entre policías y campesinos en una estancia de Curuguaty, a 240 kilómetros al noreste de Asunción, dejó 17 muertos y 80 heridos.
Por su parte, la CTA conducida por Pablo Micheli expresó hoy su «preocupación» por el proceso que podría enfrentar Lugo, aseguró que la medida «allana el camino de la destitución» al mandatario «tantas veces planteada por los tradicionales sectores de la derecha del Paraguay».
«Nos manifestamos en defensa del proceso democrático y del Estado de Derecho, acompañando la movilización de las fuerzas populares en apoyo a la continuidad» de Lugo, sostuvo la central obrera en un comunicado.