Homenaje a deportistas desaparecidos con una Carrera por la Memoria

BUENOS AIRES- Con el objetivo de reivindicar el deporte como derecho humano fundamental, se corrió la Carrera por la Memoria dentro del predio del Espacio Memoria y DD.HH. (ex ESMA), donde se homenajeó a los deportistas detenidos desaparecidos.
La iniciativa convocó a más de 600 personas, entre las que estuvieron el secretario de Deporte de la Nación, Claudio Morresi; el representante de la Secretaría de Derechos Humanos en el Espacio Memoria, Carlos Pisoni; y el director ejecutivo del Instituto Espacio para la Memoria, Eduardo Tavani.
«Correr en la ex Esma es otra forma de resignificar este espacio», destacó Pisoni, en el acto de cierre.
En ese sentido, Tavani reveló que varios de los corredores le contaron que era la primera vez que se animaban a ingresar al predio.
Por su parte, Morresi agregó: «Quiero invitarlos a todos a seguir trabajando cada día para que podamos llevar adelante el sueño de nuestros treinta mil compañeros detenidos desaparecidos, que hoy corrieron adelante nuestro».
También estuvieron el coordinador general de Deportes de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Emiliano Ojea; y el vicepresidente de la Asociación Cooperadora del Instituto Romero Brest, Javier Rivera López.
La carrera buscó promover ámbitos de participación colectiva desde una perspectiva que entiende al deporte como un derecho fundamental que contribuye a la inclusión social y fomentar la vinculación entre el deporte y la memoria sobre los crímenes del Terrorismo de Estado cometidos por la última dictadura cívico-militar.
En su intervención, Emiliano Ojea destacó la importancia de que las universidades “estén al servicio del pueblo” y Javier Rivera López, que la carrera de educación física tenga «una nueva perspectiva que ligue a la profesión con la memoria, la verdad y la justicia.
En la carrera, también estuvieron presentes el subsecretario de Deportes de la provincia de Buenos Aires, Juan Manuel López Gómez; y el ex tenista Martín Vasallo Argüello. El cierre estuvo a cargo del grupo de percusión La Chilinga.
La actividad contó con la organización del Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA), la Secretaría de Deportes de la Nación, la Dirección de Obra Social de la Universidad de Buenos Aires (DOSUBA), la Asociación Cooperadora del Instituto “Doctor Enrique Romero Brest” y UBA Deportes.