Detienen al joven que participó del asesinato de un hombre en un casamiento

Aviso publicitario
banner dia verde moron

CAÑUELAS- Un joven de 23 años fue detenido acusado de haber participado en la pelea que desencadenó en el homicidio de Marcelo Gabriel Caro, asesinado el fin de semana pasado luego de que un grupo intentó ingresar sin permiso a la fiesta de un casamiento, en el partido bonaerense de Cañuelas.
En tanto, fuentes de la investigación informaron que los investigadores creen el autor material del crimen fue un adolescente de 15 años que hasta el momento no pudo ser aprehendido.
Por su parte, el ahora detenido fue identificado como Pedro Burgos, quien fue atrapado ayer por la tarde en la localidad de Tristán Suárez, partido de Ezeiza, cuando se aprestaba a escapar a Trelew, provincia de Chubut.
Efectivos de la comisaría 2da. de esa localidad establecieron a través de tareas de vigilancia encubierta y datos aportados por vecinos que en una vivienda ubicada en el cruce de las calles Roque Sáenz Peña y Natta, del barrio El Grillo, estaba oculto uno de los jóvenes que participó en la pelea.
De acuerdo a las fuentes consultadas, el ahora aprehendido estará en una rueda de reconocimiento para determinar si fue uno de los que efectuó los disparos que hirieron a otras tres personas.
El hecho ocurrió el domingo último poco antes de las 6, a la vuelta de un salón de fiestas ubicado en avenida Pereda al 500, de Máximo Paz, a unos 67 kilómetros de esta Capital Federal.
En ese lugar acababa de concluir una fiesta de casamiento de un efectivo del Servicio Penitenciario Federal (SPF) cuando cuatro o cinco jóvenes, aparentemente menores de edad, quisieron ingresar sin permiso.
Ante esa situación, los encargados del salón les negaron el ingreso, por lo que esos muchachos se retiraron hasta la esquina de Pereda y San Eduardo.
Según las fuentes, los jóvenes comenzaron a insultar a los invitados a la fiesta y hasta dañaron los vehículos de algunos de ellos, por lo que el novio y varios de sus amigos se dirigieron hasta la esquina para echarlos del lugar.
En esas circunstancias se originaron nuevos insultos y los dos grupos se trasladaron unos 20 metros por San Eduardo, hacia avenida Belgrano, donde se produjo un enfrentamiento en el que hubo pedradas y disparos de arma de fuego.
Los voceros señalaron que la principal hipótesis apunta a que hubo un sólo tirador, que pertenecía al grupo de jóvenes que había querido «colarse» en la fiesta y que efectuó varios disparos.
Uno de los balazos impactó en el tórax de Caro (30), un fletero amigo del novio que cayó al suelo gravemente herido.
Las fuentes señalaron que otros tres allegados a Caro sufrieron heridas de bala, uno en un muslo, otro en una rodilla y el restante en la cintura.
Además, otros dos amigos del novio sufrieron lesiones leves a raíz de las pedradas.
Tras el enfrentamiento, el grupo de jóvenes huyó del lugar, mientras que los heridos fueron trasladados hasta el Hospital de Cañuelas, donde Caro murió poco después.
El hecho es investigado por el fiscal Rodolfo Robatto, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada en Cañuelas, del Departamento Judicial La Plata, quien caratuló la causa como «homicidio y lesiones en riña».