Balance de los 100 primeros días de gestión a cadena norteamericana de televisión

BUENOS AIRES- Macri fue entrevistado por la cadena CBS y aseguró que Argentina «ya no es más» un país antinorteamericano

El presidente fue entrevistado por la cadena estadounidense y habló sobre sus desafíos en el Gobierno, su secuestro, el incidente de su casamiento, entre otros temas. Además, defendió las medidas aplicadas.

El fin de semana Mauricio Macri brindó varias entrevistas en el marco de los 100 primeros días de su gestión, una de ellas fue para el programa 60 Minutes, de la cadena norteamericana CBS, donde hizo un repaso de los aciertos de su gestión y de los desafíos que tiene por delante.

La nota fue realizada por la periodista Lesley Stahl, quien en la presentación afirmó: «Nos encontramos con Mauricio Macri apenas a dos meses del comienzo de su mandato en la versión de Argentina de la Casa Blanca, un edificio rosa llamado la Casa Rosada. Él asumió el poder en un país que había sido gobernado durante ocho años por una populista llamada Cristina Kirchner, quien alineó a la Argentina con regímenes anti-estadounidenses como Irán, Venezuela y Cuba. Argentina ha estado en este bloque, que comprende a casi toda América del Sur”.

En consecuencia, el Presidente aclaró que Argentina “estaba” en ese bloque de países pero “ya no es así”. Además, reconoció que los números oficiales que se heredaron del Gobierno anterior no eran confiables, pero aseguró que próximamente habrá números reales.

Durante una hora, el mandatario hizo un repaso por varios episodios de su vida, como su secuestro y el incidente del bigote durante su casamiento, que casi le cuesta la vida.

También, justificó los despidos y las medidas drásticas: “Lo necesitábamos porque nos hacía falta devolver nuestro país al camino del crecimiento. Estábamos atrapados con tantas normativas que no nos podíamos mover”. Cuestionado por el uso abusivo de los decretos, aclaró que él siempre respetó la Constitución Nacional.

No obstante, el jefe de Estado relativizó las críticas y destacó que recibió a la oposición para trabajar en conjunto.

Por último, concluyó: “La presión es que tenemos que hacer más. Nos encontramos en un punto de partida muy malo, pero déjeme decirle que estoy aquí, dirigiendo el país, porque creo en mi gente. Tengo la suerte de elegir qué hacer en mi vida. Y he elegido esto porque creo que a todo el mundo le puede ir mucho mejor de lo que le va en este momento. Así que estoy tratando de hacer lo mejor que puedo”.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA