Se concretó la reunión de intendentes peronistas con la CGT

Buenos Aires: El triunvirato de la CGT, compuesto por los dirigentes Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, recibió esta tarde a intendentes bonaerenses del peronismo que integran el denominado Grupo Esmeralda. Foto: Luciana Granovsky/tÉLAM/AA 12/09/2016

BUENOS AIRES- La cúpula de la CGT, el triunvirato conducido por Carlos Acuña, Juan Carlos Schmid y Héctor Daer, se reunió con los intendentes peronistas del grupo Esmeralda, en el marco de una serie de encuentros que organizó la central obrera para sumar respaldo a la movilización convocada para el próximo 7 de marzo y para un posible paro para finales de ese mes.

En la reunión, los líderes de la CGT encontraron el respaldo de los jefes comunales, quienes le garantizaron el apoyo para la manifestación. El acompañamiento de los intendentes se suma al que ayer le brindaron las máximas autoridades del Partido Justicialista.

Durante la reunión se habló sobre la posibilidad de realizar un paro antes de la movilización del 7 de marzo, pero no se precisó la fecha. La cúpula sindical le transmitió a los intendentes peronistas la preocupación que existe en las bases por la pérdida del empleo real.

Los intendentes y los representantes sindicales criticaron con dureza al gobierno de Mauricio Macri. Ambos se mostraron preocupados por la pérdida de puestos de trabajo en diferentes sectores y la caída del salario.

Uno de los más duros en el momento de expresarse en contra del gobierno fue Juan Carlos Schmid. «Si ellos (en referencia al gobierno nacional) quieren mover el techo de las paritarias, nosotros vamos a mover el piso», indicó.

Ambas partes coincidieron también en buscar una alternativa política que le permita al peronismo tener una expresión mayoritaria. La CGT les pidió a los jefes comunales trabajar para lograr un candidato de consenso o una gran primaria.

Por otra parte, los tres dirigentes sindicales llegaron a un acuerdo con el diputado provincial Fernando «Chino» Navarro para mantener una reunión con los movimientos sociales y sumar su apoyo. El encuentro fue pactado para el 2 de marzo.

Acuña, Schmid y Daer también tienen previsto mantener encuentros en el transcurso de la semana con gobernadores y con representantes de la iglesia. La relación del movimiento obrero y el Gobierno pasa su momento de «máxima tensión», como graficaron sus autoridades en diversas declaraciones públicas.

DEJA UNA RESPUESTA