Un delincuente buscado por homicidio asesinó a un policía y luego murió durante un tiroteo

LA PLATA- Un efectivo de la Policía Bonaerense fue asesinado de un tiro en la cabeza por un delincuente de 18 años buscado por un homicidio, que lo reconoció cuando lo vigilaban de forma encubierta en la ciudad de La Plata e inició un tiroteo, durante el cual él también murió baleado por los uniformados.

Se trata del oficial Matías Avalos (38), quien prestaba servicio en la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) platense, tenía una hija de dos años y su mujer estaba embarazada, y se convirtió en el primer policía de la provincia asesinado en cumplimiento del deber en lo que va del año.

Fuentes policiales informaron que, Avalos y otros tres efectivos vigilaban de manera encubierta a un joven identificado como Fernando Borges (18), quien era buscado por el crimen de un muchacho de 20 años cometido en marzo del año pasado en la localidad de Melchor Romero.

Mientras Avalos y sus compañeros aguardaban la orden judicial para allanar la vivienda del sospechoso, situada en calles 515 y 169 de La Plata, Borges descubrió a los policías, extrajo un arma de fuego y comenzó a disparar.

Según las fuentes, uno de los primeros disparos impactó en la cabeza de Avalos, tras lo cual se originó un tiroteo en el que otro de los policías mató al sospechoso de un tiro en el pecho.

Por su parte, Avalos fue trasladado malherido al Hospital de Melchor Romero donde murió a pesar de ser asistido por los médicos.

«El personal policial se encontraba vigilando la zona porque estaba previsto realizar momentos después un allanamiento para detener a Avalos, pero todo se precipitó cuando se iniciaron los disparos», explicó a Télam una fuente de la investigación.

De acuerdo al vocero, la orden de allanamiento había sido definida por la fiscal de Instrucción platense Ana Medina, quien desde hacía meses que investigaba a Borges que, a su vez, también tenía un pedido de captura de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del mismo Departamento Judicial pero por otro delitos anteriores al crimen de Melchor Romero.

De hecho, en poder del sospechoso se secuestró una pistola que le pertenecía a otro policía que en agosto pasado resultó baleado tras ser asaltado cuando se encontraba de civil y le quisieron robar la moto, en 65 y 147 de La Plata.

En tanto, al momento del enfrentamiento armado en su casa, Borges se encontraba junto a otro joven que se cree resultó baleado en una pierna, a pesar de lo cual alcanzó a huir en un Renault Clío que hasta esta tarde no había sido localizado por los pesquisas, dijeron los informantes.

Los voceros indicaron que se relevaron en las últimas horas los distintos hospitales de la zona ante la posibilidad de que el prófugo herido haya buscado asistencia médica.

El tiroteo en el que murieron Avalos y Borges es investigado por el fiscal Fernando Cartasegna, quien ordenó secuestrar las armas de los cuatro policías que intervinieron en el hecho y la de del sospechoso muerto para que sean sometidas a análisis balísticos en la Asesoría Pericial de La Plata, donde también se llevaron a cabo las autopsias de los dos cuerpos.

De acuerdo a los investigados, Borges era buscado por el crimen de Juan Carlos Abregú (20), quien el 14 de marzo último fue asesinado de un balazo en el pecho en 161 y 515, de Melchor Romero, cuando volvía de trabajar en una carbonera y quedó en medio de un tiroteo entre dos bandas.

Por ese homicidio fue detenido Mario Ezequiel Gutiérrez (22), a quien la fiscal medina acusó de haber participado del tiroteo en el que murió Abregú.

El oficial Avalos se convirtió en el primer policía bonaerense asesinado por delincuentes en lo que va del año, mientras que en 2014 fueron un total de 15 los efectivos fallecidos en esas circunstancias.