Stolbizer propone «bonos culturales»

    CAPITAL FEDERAL – Margarita Stolbizer, pide que le aprueben un proyecto que presentó el año pasado, para garantizar al mismo tiempo el acceso y el trabajo, a través de un bono cultural.

    La titular del Bloque de Diputados Nacionales del GEN/FAP, Margarita Stolbizer, presentó a fin del año pasado un proyecto de ley para que se cree “el Bono Cultural” que «permita el acceso del público a la oferta cultural a través de subsidiar la demanda para que cada beneficiario pueda optar entre distintos productos o bienes y servicios culturales: teatro, música, cine, ediciones literarias o fonográficas, exposición de artes plásticas o museos».

    Generalmente «el Estado ofrece espectáculos gratuitos sobre todo en verano, pero los ciudadanos no tienen la posibilidad de elegir qué quieren ver sino que sólo pueden aceptar pasivamente la programación que le ofrecen. A su vez las compañías de teatro y diversos emprendimientos culturales que deben arriesgar su capital esperando vender entradas se sienten amenazados por los shows gratuitos y porque los costos que deben enfrentar les impiden tener entradas a un valor que pueda ser accesible masivamente para totalidad de una familia», explicó la legisladora en un comunicado.

    El Bono Cultural que «propone Stolbizer ya es una realidad en la región y en el mundo, y ha servido para democratizar el acceso a los bienes culturales y también para incentivo a la producción y a los trabajadores de la cultura en sus distintas manifestaciones».
    «El estado en lugar de gastar enormes sumas de dinero en pagar show masivos de tal o cual artista, debería subsidiar a los espectadores entregándoles un bono para que sean ellos quienes elijan lo que desean ver» afirmó Stolbizer.

    Y agregó que «con el Bono se pondrá la totalidad de los servicios y bienes y productos culturales, para que la totalidad de las personas puedan, en condiciones de igualdad disfrutar de ellos. Y al mismo tiempo, será un fuerte apoyo también para los/as trabajadores, artistas, creadores que podrán llegar con sus obras a una franja de la población mucha más amplia».

    El proyecto en diputados, fue girado a la comisión de Cultura y de Hacienda. «Luego de diversas situaciones que se dieron este verano pero que ya en veranos anteriores también se fueron manifestando, la iniciativa puede ser un camino para resolver esa problemática sin afectar intereses ni derechos de nadie. No obstante, el bono cultural no se remite solo al verano, sino que servirá para todo el año, lo que implicará un fuerte impulso al desarrollo de más emprendimientos culturales y a promover la diversidad cultural».

    «Está bien que el Estado gaste para asegurar a todas las personas su acceso a los espectáculos teatrales o musicales, pero lo mejor que se puede hacer es garantizar a todas las personas la libre elección sobre cuál es el bien cultural que quiere consumir. Y entonces, con los mismos o menores recursos, se entrega un bono cultural y cada cuál elige qué espectáculo irá a ver o escuchar, si comprará un libro, un CD o visitará un Museo. Eso es democratizar el acceso a los bienes culturales. Y elimina el clientelismo que se practica con artistas amigos a quienes se paga enormes sumas de dinero y se otorga privilegios sobre otros, obligando a la gente a participar solamente de los espectáculos de esas personas. Con los mismos recursos, el Estado puede ser más eficiente, transparente y democrático. Y las personas, desde los jóvenes a los 16 años, pueden elegir el espacio cultural donde participar. En consecuencia, también se favorece a los trabajadores y trabajadores de la cultura en sus distintas expresiones y se promueve la producción de esos bienes culturales» finalizó.