Un día como hoy Thomas Edison inventó el fonógrafo

 

El fonógrafo fue inventado por Thomas Alva Edison el 21 de noviembre de 1877, fue presentado el 29 de noviembre del mismo año y patentado el 19 de febrero de 1878, siendo la primera máquina capaz de grabar y reproducir el sonido. El sistema funcionaba por medio de un transductor acústico mecánico que vibraba al llegar las ondas sonoras. A su vez, éstas movían un estilete que repujaba unas ranuras sobre un cilindro de cera sólida. Inicialmente éstos cilindros eran de estaño y de cartón parafinado. Para escuchar la grabación simplemente se retrocedía y el sistema reproducía las ranuras que quedaron en el cilindro. Su finalidad era facilitar los dictados en las oficinas.

ANTECEDENTES

El fonógrafo fue creado bajo los mismos conceptos que el fonoautógrafo, con la diferencia que este último solo grababa el sonido en un medio visible mas no lo reproducía. Este artefacto se usaba en los laboratorios de acústica para estudiar los sonidos, el habla y las frecuencias de los tonos musicales.

El Fonoautógrafo

El fonoautógrafo fue patentado el 25 de marzo de 1857 por Leon Scott y se compone de un cuerno que dirigía las ondas sonoras y cuando el éstas atravesaban el mismo, se movía una fibra que sostenía una membrana. Al vibrar la membrana, ésta se desplazaba dejando un registro visible del sonido.

El primer registro de la voz humana realizada por un fonoautógrafo data en el año de 1860. Esta grabación es de 10 segundos de una persona cantando el tema francés «Au Clair de la Lune». Esta misma grabación fue posible escucharla cuando en el año 2008 un equipo de estudiosos de la historia logró tener acceso a las grabaciones de Leon Scott que estaban en la oficina de patentes y lograron por medio de un programa transformar las ondas a sonidos audibles.

El Gramófono

El fonógrafo fue un gran inicio para la grabación y producción del sonido y logró imponerse como una moda durante un buen tiempo; sin embargo, no era posible hacer copias en producción masiva por lo tanto los músicos y cantantes tenían que interpretar varias veces la misma canción para que quedaran diversos ejemplares grabados. Además, su reproducción era muy lenta.

Debido a sus defectos, en 1888 Emilio Berliner inventó el gramófono, desplazando rápidamente al fonógrafo luego que éste no utilizaba un cilindro sino un disco plano. Con el gramófono, el Sr. Berliner formó la compañía Victor Talking Machine en 1901, compañía que fue comprada por la RCA en 1929.

Inmediatamente, se fueron popularizando las ventajas del gramófono sobre el fonógrafo, a razón de que con el gramófono solo era necesario grabar una vez y a partir de la matriz se podía producir miles de copias. Inicialmente los gramófonos funcionaban dándoles cuerda a mano; no obstante, el Sr. Eldridge Johnson pronto fabricó un motor con movimiento de reloj para Berliner.

Seguidamente, los discos fueron modificados, siendo los primeros de ebonita con un diámetro de 5 pulgadas. El nuevo formato no logró tener la calidad sonora que tenían los cilindros del fonógrafo por lo cual fue reemplazado por discos de gomalaca.

Debido a la fama que tenía ahora el gramófono, Edison no se dio por vencido y modificó el fonógrafo y logró cuatro minutos de grabación con los cilindros de cera. Sin embargo, en el año 1912, cambió los cilindros de cera por unos celuloides, haciendo de éstos irrompibles y garantizando un sonido inteligible.

Ambos inventores obtuvieron grandes ganancias pero Berliner marcó la pauta con su compañía Víctor RCA y su «Victrola» al ocultar la bocina en una caja y por su incomparable campaña que inmortalizó al perro que observa la bocina con el emblema «La voz de su amo».

 

DEJA UNA RESPUESTA