Un día como hoy nació Celia Cruz

21 de octubre de 1920

Úrsula Hilaria Celia Caridad Cruz Alfonso, conocida artísticamente por el nombre de Celia Cruz nació en La Habana, Cuba, el 21 de octubre del año 1925, y murió en Fort Lee, Nueva Jersey, Estados Unidos, el 16 de julio del año 2003. Fue una distinguida cantante que popularizó los estilos musicales tradicionales de Cuba como el son, son montuno, guaguancó, rumba, guaracha y bolero. No obstante el ritmo en el que más se desempeñó fue la salsa, llevándola a ser reconocida como una de las cantantes femeninas más destacadas de Latinoamérica en el siglo XX y ostentar el apodo de La Reina de la Salsa.

Celia Cruz nació como la segunda mujer en un hogar humilde, perteneciente al barrio de Santos Suárez, su padre Simón Cruz se desempeñaba como fogonero en los ferrocarriles, mientras que su madre Catalina Alfonso Ramos, se encargaba de las labores del hogar. Su infancia y educación la vivió rodeada de sus 3 hermanos y 11 primos. Sus primeras relaciones con la música iniciaron con su actividad de nana con miembros más jóvenes de su familia, a los cuales les cantaba canciones de cuna para arrullarles.

Su voz se dio a conocer fuera del ámbito familiar un día que mientras canta en la calle es escuchada por un turista extranjero, este al quedar fascinado por el tono de voz de la niña y verla que se encontraba descalza, la lleva consigo para comprarle un par de zapatos. Posteriormente seguiría haciendo esto con el fin de calzar también a sus hermanos y primos. Celia solía colarse a los cafés que ofrecían espectáculo de danza y canto para observar a través de una venta a los artistas que se presentarían. El apoyo respecto a la música siempre estuvo presente por el lado materno, sin embargo su padre no consentía esta práctica y esperaba que Celia ejerciera de maestra. El camino sugerido por el padre fue aceptado hasta cierto punto, pues finalizando la carrera Celia toma la decisión de abandonar los estudios y dedicarse enteramente a su pasión por la música, iniciando por inscribirse al Conservatorio Nacional de Música.

Antes de finalizar sus estudios Celia Cruz ya participaba en espectáculos de baile y canto, además de prestar su voz para programas radiales aficionados, entre estos: La Hora del Té y La Corte Suprema del Aire. En repetidas ocasiones ganaba premios modestos como un pastel, una cadena de plata, destacándose el premio de quince dólares por si interpretación del tango Nostalgia. Posteriormente, hacia el año 1950 sería acogida para cantar en la Sonora Caracas y la orquesta Matancera, en esta última reemplazaría a su antigua cantante Myrta Silva. Otra actividad que realizó fue formar parte del espectáculo que recorrió tierras mexicanas y venezolanas conocido como Las mulatas de fuego.

Las canciones que compuso como Cao cao maní picao y Burundanga se perfilaron prontamente como grandes éxitos, llevándola a Nueva York en 1957 para recibir su primera condecoración de alto rango: un Disco de oro. En 1960, recibe junto a la orquesta Matancera un contrato para presentarse en México, lamentablemente el mismo año surgió la Revolución cubana, y tras su partida se le prohibió el reingreso a su patria. Un mes después de esto, recibe la noticia del fallecimiento de su padre. En 1961, se traslada a Estados Unidos y se radica ahí con su esposo Pedro Knight, quien tenía el cargo de trompeta en la orquesta.

En 1962, se le notifica el fallecimiento de su madre por causa de un cáncer terminal en la vejiga. Tres años después cortaría relaciones con la orquesta Matancera para presentarse al mundo como solista, en 1966 Pedro Knight haría lo mismo para convertirse en el representante de Celia Cruz. Desde ese mismo año trabajarían en colaboración con Tito Puente, realizando cinco álbumes. Lamentablemente, estos no contaron con la difusión esperada y sólo unos cuantos temas llegaron a ser populares. Posteriormente, Celia firmaría un contrato con Vaya Records y empezaría su inmersión en el ritmo de la salsa.

A partir de este punto empezó a catapultarse su imagen: hizo parte del grupo Fania All stars, viajó realizando giras por distintos países, participó en diversos documentales, conoció otras figuras musicales representativas de la salsa, compuso y colaboró con varios éxitos, ganó múltiples premios y reconocimientos, entre otras muchas cosas. En el año de 2002 durante un concierto comienza a sufrir de pérdida en el control del habla, descubriéndose que padecía de cáncer cerebral. Tras saber esto, viaja inmediatamente a Estados Unidos y se practica una cirugía para extirpar el tumor y recuperar el ritmo de su vida artística nuevamente.

Pese a no recuperarse por completo de su afección compone el álbum Regalo del alma, se presenta en los premios Grammy Latino en que es ganadora y participa en un musical cantando en vivo La negra tiene tumbao. Finalmente, fallece la tarde del 16 de julio de 2003. Antes de sepultarse sus restos, fueron enviados a Miami para recibir homenaje por parte de sus admiradores cubanos durante dos días, luego de esto se les dio descanso en el Cementerio Woodlawn del Bronx de Nueva York.

DEJA UNA RESPUESTA