Gil Lavedra pide más explicaciones al gobierno por el paso de Cristina por Seychelles

BUENOS AIRES–  El presidente del bloque de diputados nacionales de la UCR, Ricardo Gil Lavedra, replicó  al Gobierno que «lo que lesiona la estabilidad institucional es la corrupción» de la propia administración nacional y reclamó «información» detallada del paso de la presidenta Cristina Fernández por la República de Seychelles.

Además, insistió con que la licitación de la construcción de dos represas cuya adjudicación oficializará la primera mandataria en Santa Cruz «violó todas las reglas del pliego» para favorecer a «los amigos» del Ejecutivo y argumentó que, «primero, fue dirigida al empresario Lázaro Báez y, después, a (la compañía) Electroingeniería».

El radical cruzó a su colega del kirchnerismo Juliana Di Tullio y al secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, quienes denunciaron ayer que «la intención de fondo» de la oposición, si el oficialismo pierde en los comicios de octubre la mayoría en la Cámara Baja, es «dar un golpe institucional a la democracia».

«Al contrario, lo que lesiona la estabilidad institucional y la buena gobernanza es la corrupción, es la oscuridad; eso es lo que la lesiona. No sé qué pretende el Gobierno, ¿impunidad total?», dijo hoy a radio Continental Gil Lavedra, quien buscará renovar su banca en las próximas elecciones desde el frente Unen.

El legislador, al reclamar al Gobierno «información» detallada sobre el último viaje a Africa de la presidenta se preguntó: «Sobre lo de (la República de) Seychelles, ¿cuáles fueron las razones de hacer esa escala (en ese país)?

El radical se sumó así al cuestionamiento al respecto de su colega del partido GEN Gerardo Milman, además de un informe sobre el asunto del programa televisivo Periodismo Para Todos (PPT), que recibió una dura réplica de Parrilli, quien hasta llegó a definir al conductor Jorge Lanata como «asesino mediático».

Luego, insistió con su denuncia de irregularidades en la licitación de la construcción de dos represas en Santa Cruz cuya adjudicación oficializará mañana la primera mandataria en el marco del llamado al diálogo social en Río Gallegos.

«Presentamos la denuncia judicial (al respecto) porque los elementos, que parecían corroborados por la ausencia de información del Estado, daban cuenta de una licitación amañada, que violó todas las reglas del pliego», recordó Gil Lavedra para rememorar que presentó efectuó primero un pedido de informe parlamentario que «no obtuvo respuesta».

Gil Lavedra completó: «Primero, la licitación fue dirigida a Lázaro Báez y, después -tras denuncias de irregularidades-, a Electroingeniería; dirigida nada más que a los amigos del Poder (Ejecutivo). Pareciera que, cada vez más, uno se encuentra inmerso en un mar de corrupción».