Descontarán dinero de impuestos a quienes declaren construcciones

 

LA PLATA-  La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) puso en vigencia un plan de regularización catastral destinado a los contribuyentes que construyeron obras nuevas y\o mejoras, y que todavía no estén declaradas ante el fisco.

La medida, que contemplará construcciones realizadas con anterioridad al 31 de diciembre de 2012, pretende ordenar la condición tributaria con un amplio esquema de beneficios, que alcanzarán hasta un 60% de descuento.

El programa, impulsado desde el gobierno de Daniel Scioli, posibilitará a los contribuyentes informar sobre las edificaciones realizadas e ingresar, al mismo tiempo, a un ventajoso plan de pagos.

Al declarar voluntariamente las mejoras, los contribuyentes podrán regularizar con importantes bonificaciones las deudas correspondientes al Impuesto Inmobiliario Urbano que se acumularon desde la fecha de la construcción hasta la actualidad.

Quienes no entren al plan y continúen sin declarar sus construcciones quedarán sujetos al pago de lo adeudado, más multas e intereses.

El director de Arba, Martín Di Bella, aseguró que “a partir de la identificación de casos en los que hemos detectado que no declararon a la Provincia las construcciones y mejoras que edificaron en sus inmuebles y, a través de este programa, buscamos que ordenen su situación catastral y se pongan al día”.

Además, subrayó que “tras una década de crecimiento en nuestro país, que trajo aparejado un fuerte desarrollo inmobiliario, el fisco pretende corregir todas las irregularidades tributarias».

Y dijo que «la gente tuvo la posibilidad de construir o mejorar sus viviendas, pero quienes no informaron de esos cambios en sus propiedades, tienen ahora una excelente oportunidad para declarar el verdadero estado de sus inmuebles”.

Los contribuyentes podrán acceder al programa de beneficios por internet, a través de www.arba.gov.ar, o bien acercarse a cualquier Centro de Servicio de Arba para completar la declaración jurada, estará vigente hasta el último día hábil de diciembre de 2013.

Di Bella subrayó que “el plan incluye incentivos concretos porque pretende alentar a la gente a normalizar su situación inmobiliaria”, pero enfatizó que “los propietarios que no declaren la verdadera condición de sus inmuebles enfrentarán sanciones. En Arba contamos con la tecnología necesaria para detectar y punir a los infractores”.