Para Gollan, la ampliación de aforo en locales «es un estímulo a la vacunación»

Aviso publicitario
banner dia verde moron

 

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, aseguró que la ampliación de los aforos para inoculados contra el coronavirus en locales gastronómicos y de compras del distrito es «es un estímulo a la vacunación» y un «reconocimiento al que se vacunó y a las medidas de cuidado» en el marco de la pandemia.

«Estamos agregando gente (a la circulación) pero estimulando y reconociendo al que se vacunó, es un estímulo a la vacunación, un reconocimiento al que se vacunó y también a las medidas de cuidado», dijo el ministro en declaraciones a AM 990.

Gollan explicó que desde el Gobierno de Axel Kicillof se está «trabajando en una realidad bonaerense» y que así, en cada fase rige un determinado aforo que se ampliará de acuerdo a las características y situación sanitaria de cada distrito.

«Trabajamos el aforo que permite la normativa vigente, de la cual nosotros somos muy respetuosos, otra diferencia con la ciudad de Buenos Aires», precisó el funcionario, quien dijo que en fase 2, el aforo permitido adentro de los locales es cero, pero que ahora se puede ir hasta el 30% «si la gente está vacunada».

«En fase 3 teníamos aforo del 30%, ahora iremos al 50%, pero el 20% extra debe estar vacunada, y en la fase 4, el aforo puede ser del 50%, vamos a un 70% pero ese 20% debe estar vacunado», detalló.

Para el titular de la cartera de Salud provincial, «si hay un 87% de personas vacunadas, la enorme mayoría ya está vacunada».

«Lo que decimos es que si ponemos un plus sobre esa gente, lo ponemos de exclusivo para vacunados», completó.

El ministro indicó que «con las variantes de circulación comunitaria que hay en Argentina, con la vacunación, con la gente que se inmunizó, y con las medidas de cuidado», se está en un «camino descendente», con «tres indicadores que vienen a la baja».

No obstante, señaló que se necesita «un mes y medio o dos meses para llegar a un nivel de vacunación que garantice que si entra la variante Delta en circulación comunitaria, el resultado no sean casos graves o fallecidos».

Resaltó que las vacunas «tienen un efecto tremendo» y que bajan «entre 10 y 15 veces la mortalidad y la hospitalidad entre 5 y 6 veces».

«Si nosotros podemos mantener las medidas de cuidado con estas cepas actuales, los casos van a seguir bajando», dijo.

Alertó que existen «indicadores que son automáticos» si el número de casos «rebota» y, en ese caso, se retrocede de fase.

«Si se nos mete la variante Delta van a empezar a eclosionar casos cuando todavía nos falta vacunar más gente», advirtió e hizo hincapié en la importancia de mantener los cuidados con las medidas de prevención.

«Estamos en un 87% de los anotados, obviamente que los anotados van aumentando en el número, el máximo posible son 12 millones, con lo cual estamos en un altísimo nivel de gente anotada», celebró el ministro y lo comparó con otros países que tienen «serios problemas para que la gente se registre».

En relación a la vacunación para menores de 18 años, dijo que hay que esperar a que «la Comisión Nacional de Inmunización recomiende vacunar a menores» y adelantó que, en ese caso, se comenzará «con los chicos con comorbilidades».

«Si los vacunamos rápidamente (en le país son 400 mil niños y niñas con comorbilidades), si logramos eso, vamos a reducir a lo infirmo los casos graves de toda la población», destacó.

Por último, consideró que al finalizar el receso invernal escolar, «prácticamente todos los municipios van a estar con presencialdad» en las clases, «por como vienen evolucionando los números».

«Creemos que podría haber alguna excepción, pero como vienen los números van a estar todos con la presencialidad», dijo y subrayó que se trata de una «presencialidad cuidada» porque es necesario «ganar dos meses más» ante la posible llegada de la variante Delta.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA