Conflicto gremial con los camioneros: De Vido anunció conferencia de prensa

El gobierno nacional continúa desplegando un operativo para restablecer el servicio de combustible y gas a través de una Mesa de Trabajo integrada por funcionarios de los ministerios de Seguridad, Defensa y Planificación, oficiales superiores de Gendarmería Nacional, y representantes de YPF.
Mientras tanto, según se indicó, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que anticipó anoche su regreso al país, procedente de la Cumbre Río+20, dispuso «poner en marcha todos los mecanismos del Estado para garantizar el abastecimiento de gas y combustibles».
A su vez, los ministros de Seguridad, Nilda Garré, y de Defensa, Arturo Puricelli y el subsecretario Coordinación y Control de Gestión de la cartera de Planificación Federal, Roberto Baratta, recibieron un detallado informe del progreso del dispositivo de abastecimiento de combustible y gas licuado.
El parte fue elevado anoche por parte de funcionarios, ejecutivos de YPF, y los jefes de la Gendarmerí­a y la Prefectura Naval en el edificio «Centinela», sede de la dirección nacional de la Gendarmería.
Además, un equipo encabezado por el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto y el secretario de Seguridad, Sergio Berni, pusieron ayer en marcha un dispositivo logístico para el restablecimiento del servicio de gas y combustible en principio en localidades de la Provincia de Buenos Aires mas afectadas, como el caso de Guaminí, donde, según se confirmó, ya se logró abastecer con gas al hospital local.
Hace instantes se informó que el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, brindará una conferencia de prensa para referirse al paro decretado por el gremio de camioneros, se informó oficialmente.
La rueda de prensa será a las 11 en el microcine del Palacio de Hacienda.
A su vez el ministro de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Arrieta, llamó a la «reflexión» a «aquellos compañeros, hermanos de esta Patria que están equivocando el camino para dirimir otras cuestiones».
«Detrás de este conflicto gremial, con una conciliación obligatoria dictada, se cierne sobre los bonaerenses en particular y los argentinos en general una sombra cierta de desabastecimiento de gas y de derivados del petróleo», dijo Arrieta.
El ministro consideró que «no se puede ni se debe dirimir un conflicto gremial en el marco de la democracia y de la ley, perjudicando a los actores productivos. Pero sobre todo a aquellos que por su vulnerabilidad pueden ser los primeros en pagar las consecuencias de tamaño desacierto».
Por su parte el secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, aseguró que los trabajadores no pueden extorsionar al Estado y sostuvo que Gendarmería garantizará el abastecimiento de combustible.
El secretario nacional detalló que gendarmes «con licencia para hacer el transporte de combustible» garantizan el abastecimiento de combustible tras ingresar a la planta de La Matanza.
«Algunos trabajadores que no están de acuerdo con la medida de fuerza trabajarán, porque entienden la importancia de la energía para las poblaciones de país», remarcó.
Por su parte en el hospital y el hogar de ancianos de la localidad de Guaminí volvieron a contar desde esta madrugada con el suministro de gas licuado de petróleo luego que un camión de ENARGAS arribara a la planta de Buenos Aires Gas (BAGSA).
Así lo anunció hoy el intendente de Guaminí, Néstor Alvarez, quien comentó que «durante la madrugada se conectó el zepelín a la red al hospital, el hogar de ancianos y una de las escuelas».
«Una vez que se conecta el zepelín a la red tiene un tiempo y en las conexiones domiciliarias es uno por uno, por lo que en poco tiempo se comenzará a conectar casa por casa», explicó el jefe comunal a la prensa.
Alvarez agregó que con el arribo del camión el suministro alcanzará para dos días, por lo que solicitó a los vecinos «que a partir de la conexión se haga un uso racional y esperemos que ésto se solucione».
«Este es un sistema nuevo en la provincia que gracias a Dios está, porque nos da la posibilidad de tener gas sin tener gasoducto y al mismo precio subsidiado que en cualquier ciudad grande de la Argentina», dijo.
El vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, junto con el ministro de Infraestructura provincial, Alejandro Arlía, y los titulares de ENARGAS y de BAGSA, se hicieron presentes anoche en Guaminí, donde supervisaron el ingreso del camión con el gas licuado a la planta de esa localidad.
El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, anunció que el gobierno impondrá al gremio de camioneros una multa de 4 millones de pesos «por el no acatamiento de la ley, porque creemos que la ley es igual para todos».
El titular de la cartera laboral, al hablar por radio La Red, indicó que «los que se fueron de la mesa, de la negociación, es el sindicato de camioneros. Tendremos una reunión el viernes, pero si ellos no deponen su actitud no voy a recibir a un gremio que no acata la ley».
Tras indicar que «la mayoría de las organizaciones sindicales ya cerraron sus acuerdos», confirmó que «la multa al gremio es de 4 millones de pesos. Estas sanciones también se han aplicado a otras empresas cuando no cumplen con la ley».
Asimismo, sobre cómo fue la negociación con los camioneros, el minsitro Tomada manifestó que «el primer día de la negociación colectiva en el ministerio de Trabajo, Pablo Moyano estuvo 15 minutos, se retiró, y convocó a un paro de camión de caudales».
Agregó que «luego, en la siguiente reunión, hay una cierta mejora de los empresarios, salen y dictan el paro de combustibles con una absoluta irresponsabilidad».
«Nosotros estamos procurando el pleno acatamiento en la ley, hemos dictado una conciliación obligatoria, queremos una negociación en el marco de la tranquilidad», sostuvo Tomada.
«El tema laboral se resuelve en la mesa de negociaciones, evidentemente acá quieren poner algo más en la mesa que no es el reclamo de la paritaria», subrayó.
En otro orden, el ministro consideró que el pedido de la CGT respecto a la suba del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias «no tiene que ver con las paritarias».
La denuncia penal del Gobierno Nacional contra Hugo y Pablo Moyano fue presentada esta mañana y quedó radicada ante el juzgado federal 9 que subroga el juez Sergio Torres, informaron fuentes judiciales.
La denuncia, firmada por el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, es por «amenazas y coaccción agravada».
Asimismo el secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Hugo Yasky, aseguró que «ningún gremio de la CTA adhiere» al paro nacional y movilización a Plaza de Mayo del gremio de camioneros anunciado por el secretario general de la CGT, Hugo Moyano.
Yasky convocó para hoy a las 14 a la Mesa Nacional de la central que conduce para «evaluar» la situación creada por el paro nacional de camioneros.
Yasky aseguró que «ningún gremio de la CTA, y tampoco los docentes, adhieren a la medida» que convocó Moyano, prevista para mañana.
La reunión de la mesa nacional de la CTA se realizará en la sede de Piedras 1065.
En el interior del país el gobernador de Mendoza, Francisco Pérez, advirtió que la situación en su provincia es «muy delicada» por la falta de combustible a raíz de la huelga del Sindicato de Camioneros, que calificó de «descabellada» porque «toma como rehenes a todos los argentinos».
«La destilería de Luján de Cuyo provee a 14 provincias de combustible, para el centro y norte del país. La situación es grave, ya que las estaciones de servicio de la provincia, en su mayoría, no tienen combustible», detalló el mandatario kirchnerista.
En declaraciones a radio Mitre, el gobernador mendocino ratificó que «estará más que nunca del lado de la presidenta Cristina Fernández», ante este conflicto con el gremio de Camioneros, que lideran Hugo Moyano y su hijo Pablo.
«Hemos reservado algo de combustible para los vehículos de la Policía y las ambulancias, y con respecto al transporte público ya hemos reducido las frecuencias», expresó Pérez.
El mandatario mendocino consideró que el paro de camioneros fue «intempestivo, que generó que sean tomados como rehenes todos los argentinos, y esta es una situación descabellada».
Pérez relató que en la refinería de Luján de Cuyo están desplegados efectivos policiales y de la Gendarmería Nacional, mientras que los camioneros están en la puerta del lugar haciendo «un bloqueo».
Las estaciones de servicio de la provincia comenzaban a sentir esta mañana el faltante de combustible a raíz del bloqueo que desde el martes mantiene el Sindicato de Camioneros en la destilería de YPF en Luján de Cuyo, situación que podría agravarse en caso de continuar la medida de fuerza.
El presidente de la Asociación Mendocina de Expendedores de Naftas y Afines, Domingo Franchetti, dijo en declaraciones a radio Mitre de Mendoza que la entidad estaba haciendo un «relevamiento» en las estaciones de servicio, pero advirtió que «si este conflicto continúa la situación se irá agravando».
Sin embargo, admitió que «todavía hay algunas estaciones, en Mendoza y Gran Mendoza que tienen algo de diesel, (gas oil) Euro y un poco de naftas».
«Es una situación difícil», resumió el directivo empresario.
Por su parte, el secretario de Transporte de la provincia, Diego Martínez Palau, consideró que «algunas líneas urbanas (de colectivos) podrían tener problemas a partir de hoy en la noche, pero la gran mayoría no debería» resultar afectada.
«El problema es que si mañana no pueden recargar para poder prestar el servicio, probablemente se tenga que tomar la decisión de reducción de frecuencia», agregó el funcionario.
En tanto, Ricardo Letar, representante del gremio de camioneros en Mendoza, sostuvo que continúan en la destilería de Luján de Cuyo y aclaró que allí no hubo «ninguna clase de incidentes con nadie, es todo muy pacífico», aseguró.
Por su parte el secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones, Hugo Moyano, dará una conferencia de prensa a partir de las 14 en la sede del gremio, según informaron fuentes gremiales.
Los voceros dijeron que el líder de la CGT seguía recibiendo esta mañana en José 1781, barrio porteño de Constitución, a referentes sindicales del interior del país y que analizaba las acciones de Gendarmería, que hoy controló el ingreso de camiones a la Capital Federal en las autopistas.
Anoche, Moyano convocó a un paro nacional de los camioneros, en todas sus ramas, aunque aclaró que se iba a reunir esta tarde el Consejo Directivo de la CGT para definir los alcances de la medida.
El sindicato que conduce junto a su hijo Pablo cumple con una medida de fuerza desde ayer a primera hora, tras desoír la conciliación obligatoria impuesta por el Ministerio de Trabajo.
– El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich también realizó declaraciones y llamó hoy a la «sensatez y la cordura» al Sindicato de Camioneros que conduce Hugo Moyano, al advertir que «no hay ninguna razonabilidad en la medida extrema» que lanzó vinculada al «bloqueo de las plantas de combustible» en todo el país.
Capitanich anunció, además, que la dirigencia peronista promoverá «rápidamente» una convocatoria de la Comisión de Acción Política del Consejo Nacional del Partido Justicialista para emitir un documento en «solidaridad» con la presidenta Cristina Fernández y en «respaldo absoluto» en todas las medidas oficiales adoptadas tendientes a garantizar el abastecimiento del combustible en el país.
«Hay una responsabilidad ineludible del Estado nacional que es garantizar abastecimiento de combustible para que el sistema económico funcione», alertó Capitanich, en diálogo con radio Continental.
El gobernador chaqueño, quien aseguró que en su provincia «por el momento tenemos garantía de abastecimiento» de combustible, exhortó al Sindicato de Camioneros a que «deponga este tipo de actitudes porque no le hacen bien al funcionamiento del país y porque este Gobierno ha hecho mucho por los trabajadores».
«No hay ninguna razonabilidad en una medida extrema de estas características como el bloqueo de las plantas de combustible», resaltó e instó a Moyano a retomar la senda de la «sensatez y la cordura».
El mandatario provincial sostuvo que la del gremio de Camioneros «es una medida extrema, de acción directa, que no se corresponde con el comportamiento adecuado desde el punto de vista legal».
Argumentó que «en primer lugar, las paritarias funcionan perfectamente en la República Argentina, así que se trata de una negociación entre sindicatos de trabajadores de camioneros con FADEAC».
«Y respecto al Impuesto a las Ganancias», cuya modificación reclama Camioneros, advirtió, «es una medida de carácter general que, por ejemplo, puede perjudicar la transferencia de ingresos a cada una de las provincias argentinas».
Capitanich remarcó que «el Estado nacional tiene que velar por los intereses de todos los argentinos, por lo tanto, si modifica parte del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias implica menor transferencias a provincias y eso también perjudica el funcionamiento de hospitales o de escuelas en provincias».
En medio del conflicto, momentos de mucha tensión se vivieron ante la presencia de efectivos de Gendarmería que garantizó la salida de 8 camiones con 300 mil litros de combustible de la planta distribuidora de YPF en La Matanza, pese al bloqueo que activistas del gremio de Hugo Moyano realizaron en el lugar para impedir la salida del fluido.
Mientras los efectivos se distribuian en el lugar, en ruta 21 y Cistianía, en la localidad de Gregorio de Laferrére, con cascos y escudos protectores, más de un centenar de activistas comenzaron a forcejear e insultarlos.
Al mismo tiempo, enfervorizados, cantaban consignas a favor del gremio y contra la presidenta Cristina Fernández.
«Y ya lo ve, y ya lo ve, para Cristina que lo mira por TV», gritaban los manifestantes, además de proferir algunos insultos hacia la jefa del Estado.
Allí, desde temprano, también se encontraba el secretario adjunto del gremio, Pablo Moyano, garantizando la efectividad del piquete y formulando manifestaciones contrarias al Gobierno.
Minutos antes de las 23, la situación se mantenía sin cambios y los activistas prometían permanecer en el lugar durante toda la noche.
Asimismo el intendente del partido de Avellaneda, Jorge Ferraresi, consideró que la medida de fuerza del Sindicato de Camioneros es una «decisión desmedida» en la que «al sector gremial se le fue la mano».
El intendente de Avellaneda afirmó que si bien el paro de camioneros aún «no afecta directamente los servicios municipales, sí afecta en forma indirecta, aún cuando el nivel de actividad sea el de un feriado».
«Creo que al sector gremial se le fue la mano» con la realización del paro a pesar de la conciliación obligatoria, indicó el intendente de Avellaneda, para quien «en las próximas horas tendrá que haber una reflexión».
Ferraresi aseguró que «el pueblo argentino no se merece una medida de éstas, como el paro, más allá de que la vía legal de paritarias está abierta todavía, porque si estaría cerrada podría ser distinto».
El intendente también consideró que «tampoco se puede responsabilizar a millones de trabajadores, porque los trabajadores no piensan como piensa esta dirigencia, ante esta medida».
El subsecretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Federal, Roberto Baratta, explicó que la localidad de Guaminí, afectada por la falta de gas, tendrá suministro con camiones que partirán desde Bahía Blanca, como parte del operativo de urgencia montado por el Gobierno.
«Hay stock de combustibles en todo el país», señaló el funcionario, y destacó que para ello están también «en contacto con los gobernadores».
También el jefe de gabinetes, Juan Manuel Abal Medina criticó la actitud “egoísta e irracional del gremio de Camioneros”, que a raíz del paro de combustible que están llevando adelante “afectan la vida a los 40 millones de argentinos”.
“Con esta actitud egoísta e irracional, el gremio de Camioneros afectan la vida de cuarenta millones de argentinos, y no vamos a permitir que el egoísmo de algunos afecte a los 40 millones de argentinos”, sostuvo.
A la vez, indicó que desde el gobierno nacional «no nos vamos a dejar apretar por un pequeño sector de la sociedad que busca generar caos y zozobra en los argentinos. Esto ya lo vivimos y sabemos que con estas actitudes egoístas, los primeros que siempre pierden son los trabajadores”.
Por otra parte, indicó que «nos vamos a poner al frente de esta situación e implementaremos todas las medidas que sean necesarias para garantizar el abastecimiento de combustible a todos los argentinos”.
“Los gobernadores están preocupados por la falta de combustibles para patrulleros, ambulancias y por el abastecimiento de gas para hospitales y escuelas”, resaltó el jefe de Gabinete.
Abal Medina sostuvo también que los gobernadores “transmitieron su inquietud porque ya se empezó a notar la falta de combustibles y eso afecta directamente a los millones de ciudadanos que a lo largo y a lo ancho del país necesitan de este elemental insumo”.
“Como lo ha reiterado en infinidad de oportunidades Cristina, ante un mundo que se cae a pedazos, donde la desocupación arrasa Europa, en Argentina estamos llevando a cabo una transformación, creando y manteniendo millones de puestos de trabajo, consideramos irracional la actitud caprichosa de Camioneros”, sostuvo el titular de la Jefatura de Gabinete.
También resaltó que “la actitud es aún más irracional si tenemos en cuenta que en la mesa de negociación los empresarios han accedido a otorgarle más del 60% del reclamo original que viene planteando el gremio”.
“Cuando existió alguna diferencia entre trabajadores y empresarios, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria. La mayor cantidad de veces esta medida benefició a los trabajadores y tanto ellos como los empresarios la han aceptado”, recordó Abal Medina.
En ese sentido, agregó que “es la primera vez que no se acata, violando taxativamente este recurso legal que forma parte de las negociaciones en paritarias”.
“Desde principio de año millones de trabajadores arreglaron a través de paritarias aumentos salariales, sin amedrentar al resto de la sociedad. Hoy hay una negociación abierta entre la patronal y los camioneros, pero Moyano parece desconocerla y está desabasteciendo al pueblo argentino”, concluyó Abal Medina.