Grabois partidario de impuestos para solucionar el tema del hambre

El dirigente social de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), Juan Grabois, dijo hoy que la demanda de asistencia alimentaria «se duplicó o triplicó» desde que se inició el aislamiento social para combatir al coronavirus.

En ese contexto, Grabois se mostró a favor de «cualquier impuesto sobre el patrimonio», en relación al gravamen a las grandes fortunas que impulsa el bloque de Diputados del Frente de Todos (FdT).

En declaraciones a FM Futurock, el dirigente se refirió a las negociaciones con los acreedores privados por la deuda externa: «Espero que el Gobierno se ponga muy firme y nos les pague nada por lo menos hasta que la Argentina salga del pozo», sostuvo.

Sobre la situación social, el dirigente de la Ctep pidió recordar que «el problema de la alimentación ya venía de antes» de que asumiera el presidente Alberto Fernández, con «un 35,5% de pobreza según el Indec».

«Después pasa esto (por la cuarentena) y creo que debemos estar entre 45 y 50% de pobreza, porque (los efectos económicos de la pandemia) le pegan a los sectores que viven al día, que trabajan en lo que denominamos la economía popular», analizó.

En materia de asistencia alimentaria, dijo que «se duplicó o triplicó comparado con lo que había antes (de la cuarentena)» y advirtió que «se va a volver a duplicar en una semana si la gente no empieza a poder ganarse el mango».

En este sentido, contó que están considerando pedir que en la provincia de Buenos Aires «las escuelas abran las cocinas para preparar las viandas, porque los bolsones que reparten no alcanzan».

Además, se refirió a cómo atraviesan la cuarentena los barrios humildes: «Hay mucha gente que vive en un cuartito, su casa es el barrio y se dificulta mucho cumplir la cuarentena», sostuvo.

«No todo el mundo tiene la posibilidad de vivir en cuartos separados, con agua potable, o donde tocás un botón y se enciende la luz», graficó.

Consultado sobre el impuesto a la riqueza, opinó que «es un camino para recaudar los recursos» que el Estado requiere para sostener todas las medidas necesarias para minimizar los efectos de la pandemia.

«Estoy de acuerdo con ese impuesto y con cualquier impuesto sobre el patrimonio», aseguró Grabois, quien juzgó que «todos los impuestos que vayan sobre los patrimonios grandes son progresivos, a diferencia de los que van sobre el consumo».

El dirigente social remarcó además que el coronavirus es «una nueva oportunidad para sacarnos de encima esta carga insoportable de la deuda» y opinó que la evolución del coronavirus en el mundo, hace que «no le podamos exigir al Gobierno que nos de certezas», sobre el fin de la cuarentena.

DEJA UNA RESPUESTA