Prestigiosa revista económica preocupada por la economía de Argentina

CAPITAL FEDERAL-La revista Euromoney, muy influyente en los mercados financieros, encendió las alarmas: dos años atrás premió a Alfonso Prat Gay como «ministro de Finanzas del año», pero en su última edición salió a advertir en una extensa nota que los mercados están «preocupados por la capacidad de crecer» de la Argentina.

«El enfoque gradualista del país de ajustar su déficit fiscal siempre fue de doble filo. Los mercados estaban deseosos de finaniciar el experimento por su fe en el equipo económico. Pero un reciente error no forzado ha hecho más precario el camino al éxito», señaló la revista.

La publicación advirtió que «para mantener el ajuste moviéndose a un tiempo viable, el gobierno necesita crecer por encima del 3 por ciento. Eso requiere de inversión real, tanto local como extranjera, antes que los grandes flujos de capitales que han calentado el tipo de cambio y que han sido el esquema financiero hasta ahora», subrayó.

Si bien la publicación aclaró que «nadie está diciendo que los inversores internacionales vayan a dejar de financiar a Argentina, el mal desempeño de la deuda soberana a principios de año ha sido notable».

Euromoney advirtió que los 9 mil millones de dólares de deuda que emitió el país el 4 de enero crearon «preoupaciones técnicas» y que si bien el Gobierno salió a señalar que no pedirá más créditos externos este año, el cálculo es que el año próximo se necesitará otra inyección de fondos.

El riesgo país «se aceleró», sostuvo la publicación, que citó un informe del Citi que indicó que «el espacio para sorpresas positivas se achicó».

A la publicación tampoco le pasó desapercibido que JP Morgan redujo su predicción de crecimiento de 3,3 a 2,8 para este año.

También destacó que para los mercados, la presencia en el Gobierno del ministro de Finanzas Luis Caputo, al que Euromoney calificó de «líder» y «capitán del equipo» es esencial para que los préstamos continúen.

La publicación consideró que el cambio de meta de inflación anunciado en diciembre fue «un error no forzado», a lo que siguió una baja de tasas y un aumento en la inflación.

DEJA UNA RESPUESTA