Macri quiere para reemplazante de Gils Carbó a una jueza que conoció en el gimnasio

CAPITAL FEDERAL- Mauricio Macri confirmó quién es su candidata para reemplazar a Alejandra Gils Carbó, a quien el Gobierno presionó hasta conseguir que dejara la jefatura del Ministerio Público Fiscal. La elegida del Presidente para la Procuración General es Inés Weinberg de Roca, a quien siendo jefe de gobierno porteño conoció en el gimnasio al que iba en Barrio Parque y designó en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires.

«Le vamos a proponer a Inés que sea procuradora. La conocí trabajando, fue nombrada en el Tribunal Superior Porteño, creo que eso lo hizo muy bien», dijo Macri durante la entrevista que esta tarde le concedió a Canal Trece.

Así como consignó datos erróneos del Indec, Macri tampoco fue exacto en eso de que a su candidata a procuradora la conoció “trabajando”. El vínculo entre ambos se forjó en el gimnasio de Ocampo y Avenida del Libertador al que concurrían; el mismo donde el ahora Presidente conoció a Juliana Awada. Cuando la propuso para el Superior Tribunal de Justicia porteño, les explicó a sus íntimos que había elegido a una persona a la que consideraba “simpática”.

Weinberg de Roca era entonces camarista del fuero Contencioso Administrativo porteño. La jueza habla cuatro idiomas e integró el Tribunal Criminal Internacional en Ruanda y en la ex Yugoslavia entre 2003 y 2008. Además, trabajó en Tanzania y reconoció el genocidio que allí ocurrió. Su marido es Eduardo Roca, quien fue embajador argentino ante la OEA en 1966, ante Estados Unidos en 1968 y ante la ONU en 1982 y es socio vitalicio del Jockey Club, del Club de Armas y del Tenis Club, además de haber sido presidente del Rottary Club.

«Espero que haga una tarea de reformas y de modernización de la procuración en la línea de lo que todos queremos, una procuración que investigue y que realmente combata el delito», expresó Macri. Para convertirse en procuradora general, Weinberg de Roca debe pasar el filtro del Senado, donde su designación debe obtener el voto de al menos dos tercios de los senadores.

DEJA UNA RESPUESTA