Mientras cierran los negocios en todo el país la cadena española Zara prevee abrir más locales

Aviso publicitario
banner moron

BUENOS AIRES-  Al tiempo que día a día se conocen, centenares de negocios de ropa que cierran en el país uno de las firmas extranjeras más beneficiadas es Zara, cuyo propietario asegura que muy probablemente amplíen las ofertas en el país.

El Grupo Inditex, propietario de la cadena textil, planea incrementar su presencia en la Argentina, donde ya posee diez locales de venta al público y cuenta con una planta de más de mil empleados.

«Argentina es un país donde tenemos presencia hace muchos años, donde somos muy apreciados por el público, y donde por supuesto, contemplamos aumentar la inversión y ampliar nuestra presencia allí, puesto que en Argentina hay mucho gusto por la moda y mucha demanda. Tenemos que ver en cada momento las oportunidades de ampliación que tengamos y por supuesto que es algo que no descartamos en absoluto», aseguró el presidente del Grupo Inditex, Pablo Islas, durante la presentación de los resultados del ejercicio 2016.

Las ventas de Inditex aumentaron 12% en 2016, hasta 23.311 millones de euros, con una plantilla de personal de 9.596 puestos de trabajo a nivel global, de los cuales uno de cada cuatro se encuentran en España.

Como parte del plan de participación directa de los empleados en el crecimiento de los beneficios de la empresa, Inditex repartirá más de 535 millones de euros, con cargo a 2016, entre todos sus trabajadores que se sumarán a sus respectivos sueldos, de los cuales 493 millones se canalizarán en concepto de comisiones de ventas.

La compañía, cuyo buque insignia es Zara con una participación en la facturación de 15.394 millones, cuenta con otras siete marcas: Uterqüe, Oysho, Massimo Dutti, Zara Home, Berskha, Pull&Bear y Stradivarius.

«Nuestra expansión se basa en un modelo de negocios integrado de tiendas físicas y online», dijo Islas.

En lo que respecta a Latinoamérica, el directivo detalló que en el ejercicio de 2016 «hemos abierto 46 tiendas, esto habla de nuestro interés por la región, y nuestra idea es continuar de cara al futuro en la región de esta forma. Incluso, hemos abierto este año nuestra primera tienda Zara en Paraguay, aumentamos nuestra presencia en Chile, Brasil, Nicaragua y en México superamos los 300 locales».

Sobre el sesgo proteccionista que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso a su política comercial, Islas dijo que «Estados Unidos por un lado es una realidad muy significativa para nosotros, y por otro lado allí tenemos mucho potencial de crecimiento, y nuestros planes de expansión allí continúan siendo los exactamente los mismos».

«Recientemente hemos abierto otra tienda en el barrio del Soho y continuamos con las ampliaciones y las reformas de nuestras otras tiendas allí. Estamos pensando en el medio y largo plazo, y al igual que en la situación que comentamos sobre el Brexit, nos enfrentamos a avatares en distintos mercados, pero igual continuaremos con nuestros planes de expansión», concluyó.

Al tiempo pudo conocerse los últimos días un informe  respecto de los comercios de ropa de la provincia de Mendoza. Allí la inflación, la devaluación y la caida generalizada en las ventas impacta por estos días con más fuerza en la provincia de Mendoza, vecina principal de Chile, donde los precios en comparación con nuestro país son muy bajos y que provoca habituales viajes de compras por parte de los argentinos de clase media y media alta.

Según datos de la Federación Económica de Mendoza (FEM), en el último año cerraron 400 locales comerciales en Mendoza.

El titular de la entidad, Adolfo Trípodi, aseguró que «los cierres se deben a la caída de ventas provocada por la competencia con los comerciantes chilenos» y advirtió que «si no se compensan de alguna forma las diferencias de precio que existen entre las tiendas locales y las del país vecino, seguirán cerrando comercios».

La mayoría de los negocios que debieron cerrar vendían productos de indumentaria, calzados y librería y papelería.

«La recesión económica provocó caídas en las ventas minoristas de todo el país, pero la situación fue mucho más grave en las provincias que son limítrofes de países que tienen precios más bajos», agregaron desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Durante los primeros dos meses de 2017, en Cuyo las ventas cayeron 6,9% en volumen y en el Noreste Argentino (lindante con Paraguay) bajaron 6,4%. En otras regiones la retracción fue menor: en la provincia de Buenos Aires hubo una caída, pero solo del 1,7%», señalaron desde CAME.

DEJA UNA RESPUESTA