Multitudinaria campaña por la donación de órganos en el obelisco

BUENOS AIRES- Cientos de personas acompañaron ayer bajo la lluvia la jornada de concientización sobre donación de órganos que encabezaron en el Obelisco porteño los papás de Victoria De Mare, la nena de dos años que aguarda un trasplante de intestino.
Victoria, abrigada por una campera rosa y bajo una nube de paraguas, le sonreía a todos los que se acercaban a saludarla mientras se aferraba a los brazos de su mamá, Carolina Els.
Carolina contó que «Vicky es una nena muy alegre y a pesar de que uno la ve tan vivaz tiene un cuadro clínico muy complicado, necesita un trasplante de intestino urgente».
«Toda su vida recibió alimentación parenteral por vía endovenosa y esa situación no puede sostenerse mucho tiempo, por eso está en la lista de trasplantes del Incucai y es urgente que aparezca un órgano», explicó.
La mamá reconoció que «en mi familia había muchas dudas y mitos con respecto a los trasplantes hasta que nos pasó esto, por eso entiendo que algunas personas puedan tener resquemores, pero les aseguro que en el diálogo cotidiano con los especialistas uno se da cuenta que este es un procedimiento seguro y transparente y que puede salvarle la vida a mucha gente».
«Tenemos fe en que el órgano va a aparecer, y hasta ese momento vamos a seguir con esta campaña de concientización, realizando distintos gestos para que todos se den cuenta de que la decisión de donar un órgano puede darle vida a otra persona», añadió.
Muchos de los manifestantes reunidos en la Plaza de la República vestían remeras con la foto de Victoria, idénticas a las impresas en las banderas que colgaron de la reja del Obelisco y en globos que lanzaron al cielo.