Miguel Habud ansioso ante el estreno de “Libre de Sospecha” en su primer protagónico

BUENOS AIRES- El actor Miguel Habud protagoniza el policial «Libre de sospecha», escrito y dirigido por Emilio Blanco y en el que refleja «la desesperación y la soledad que siente un hombre al perder todo en un instante por decisiones ajenas».

«La película cuenta una historia que nos pasó, que nos hizo mucho mal y que queda aún en la memoria. Nos sitúa en el desastre financiero del 2001, Cavallo, el corralito, el corralón, y todo lo que llevó a ese desastre económico y frustró a tantas familias, empresas, negocios y del que sólo salieron bien parados los bancos y algunos señores de negocios», expresó Habud en una entrevista con Télam.

La trama, que se ubica en la crisis política y económica del 2001 en la Argentina, narra la historia Víctor Aranda (Miguel Habud), un contador que a raíz de la situación que atraviesa el país se encuentra agobiado y asfixiado tanto en lo personal como en lo laboral y no puede vislumbrar una salida.

Aranda trabaja en una financiera y en ese caótico período se ve acosado por su ex mujer, que le exige un aumento de la cuota alimentaria, y por su actual pareja, una cellista que obtiene una beca para irse a París. Es entonces cuando el dueño de la empresa le confía que piensa realizar una gran estafa y salir del país y dejar sin trabajo a todos sus empleados.

A partir de ese momento y ante su desesperada situación el contador elabora un plan para quedarse con todo, pero el destino se interpone entre él y su objetivo.

«Es la historia de un tipo común, casi un perdedor, un amargado con unos kilos demás que lleva una vida rutinaria, aburrida, un tipo que sobrevive en vez de vivir», describió Habud.

«Víctor trata de cambiar el curso de las cosas pero todo se complica y termina por convertirse en lo que no era por miedo a perder lo poco que tiene y por no sentirse un estúpido», explicó.

«Entonces -añadió- urde un plan delictivo que supere al de su jefe, involucra a otros malvivientes y termina por sentirse una especie de vengador anónimo sin culpa. Pero cruza la raya y no se merece ser un héroe ni ser perdonado», agregó el protagonista del musical «El beso de la mujer araña».

En cuanto a la experiencia de realizar una cinta de género, el artista que participa en la ficción de El Trece «Noche y día», dijo que «esta película tiene un tratamiento particular, con algunos efectos, pero trata sobre las relaciones, los conflictos entre personas, sobre las ambiciones y traiciones».

«Es realista y naturalista. El policial es una excusa para contar una historia, que es bien nuestra y, sobre todo, es creíble», subrayó.

Mimi Ardú, María Inés Alonso, Miguel Ruiz Diaz, Carolina Costas, Edgardo Moccia, Ernesto Bo, Martin Coria, Atilio Polverini, completan el elenco del filme que se estrena este jueves en salas locales.

El actor, que en televisión forma parte de la tira encabezada por Facundo Arana y Romina Gaetani, en la que se pone en la piel de Jalil, un asesino «al que le descubren por accidente una fila de muertos en el sótano de su casa», según lo presentó.

El intérprete que cuenta con participaciones televisivas en títulos como «Son amores», «Buenos vecinos», «Primicias», «Chiquitas», «Poliladron» y «Chiquitas», insistió que la criatura que le tocó en la ficción de Pol-ka «es un loquito, un tipo peligroso, del que no se sabe demasiado todavía y que tiene una sed de venganza hacia los protagonistas, a quienes responsabiliza de su arresto».