Cartelera cinematográfica de la semana

 

BUENOS AIRES Estos son algunos de los estrenos para ver este fin de semana

The Disaster Artist: Obra maestra

Llega el buenmozo James Franco, un  actor un tanto desparejo en sus actuaciones pero muy conocido por su parecido a James Dean y por haberlo interpretado de maravilla, se hizo famoso también por su papel de Harry  Osborn en la trigolía del Hombre Araña y por muchísimas películas animándose ahora a producir dirigir y protagonizar esta que llega a las pantallas y que ganó la Concha de Oro en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

No es una película común y corriente pero sí está basada en un hecho real, en la historia de Tommy Wiseau, un hombre excéntrico y millonario que tenía un sueño: hacer una película, y vaya si lo hizo, con dinero no hay nada que sea imposible hacer pero esa película The Room se transformó en la mejor peor película del mundo, un fracaso absoluto, que de tan mala se convirtió en un objeto de culto. Es que The Room fue una película mala en todos los sentidos, mal dirigida, mal escrita, mal actuada, mala técnicamente y artísticamente con escenas que se suceden una sobre otra sin sentido. De tan mala resultó sumamente graciosa y en forma involuntaria y ahí reside su valor.

Hábil Franco se puso en la piel de Wiseau – muy alejado de él mismo que es sumamente culto, con un doctorado de filología inglesa, con una novela en su haber y ávido lector de libros mientras está filmando- en esta caso es un tipo narcisista, torpe, de pocas luces o mejor dicho casi ninguna pero con dinero y con perseverancia, cuando algo se le pone en la cabeza… no se lo saca nadie. Es un hombre desconectado totalmente de la realidad pero que no tiene necesidad de construir un personaje, porque es un personaje en sí mismo.

En la película su hermano en la vida real, Dave Franco va a interpretar a Greg Sestero, el actor de la película… muy mal actor, excelentemente interpretado en éste film. También cuenta con un elenco de caras y nombres famosos que van desde Melanie Griffith y Sharon Stone hasta Seth Rogen y Zac Efron.

Así van a recrear cómo se filmó la película original para la cual el director puso la friolera suma de 6 millones de dólares de su bolsillo logrando una  película no solo muy disfrutable y lúdica sino también entrañable.

Franco la va a dotar de sátira, absurdo, negrura, ridículo y mucho mucho corazón lo que va a hacer que uno no pueda parar de reírse en casi ningún momento. También va a haber buenos gags, muchos guiños del cine dentro del cine, una mirada despiadada a los celos, egos y vanidades d eHollywood lo que la va a convertir en la mejor película posible sobre la peor película de todos los tiempos.

Siguiendo la premisa que si vas a fracasar, fracasa espectacularmente la película The Room logró hacerlo y llegar a ser popular. En este caso Franco rememorándola termina realizando una de las mejores comedias del año.

Un consejo para el espectador es que no se vaya antes de que terminen los títulos finales ya que ahí se van a encontrar con recreaciones idénticas de varias escenas del film original y otra perlita que no vamos a adelantar pero vale la pena quedarse.

Se ocultan en la oscuridad

Desde Estados Unidos llega este thriller dirigido por Drew Gabreski que cuenta la historia del Dr John Chambers, médico del hospital, de un pequeño pueblo en Pennsylvania, quien ha decidido trasladar a su familia a vivir a una casa, rodeado de un bosque, un lago y donde hace algunos años atrás, en esa misma casa, una niña despareció.

Nathan comienza a tener pesadillas recurrentes, las cuales van invadiendo también el sueño de su padre. El niño se siente atraído a penetrar a un bosque nevado, cercano a la casa, en pleno invierno, invitado por la imagen de la niña perdida que desea que entre a un túnel que se encuentra abierto en la ladera de la montaña.

La película transcurre en una atmósfera de misterio, donde el suspenso se va apoderando del espectador, en la que la intriga no decae, y el terror va in crescendo hasta que termina imponiéndose para definir el desenlace.

El guion de Gerald Nott no reviste originalidad, hay muchas películas similares del mismo tenor, aunque es necesario destacar lo atractiva que resulta la película, desde el comienzo.

Respeta las pautas del género, los protagonistas han sabido llevar la trama, todos han mostrado excelentes cualidades actorales.

El director Drew Gabreski ha logrado combinar acertadamente escenas de ciencia ficción y suspenso, alternadas con situaciones dramáticas producto de las vivencias cotidianas de una familia.

Actores: Brian Krause, Jaimi Paige, Louis Herthum, Jared Abrahamson, Michelle Hurd.

Director: Drew Gabreski.

Hotel infierno

«Cuenta la historia de dos hermanos adolescentes en búsqueda de la verdad sobre la muerte de su padre, ocurrida muchos años atrás. El silencio de su madre y la falta de respuestas claras los lleva a intentar contactarse con su padre mediante una sesión de espiritismo junto a unos misteriosos huéspedes. Todo cambia cuando, al preguntar por el pasado, terminan viendo los horribles asesinatos ocurridos en el hotel muchos años atrás y descubren que los asesinos están más cerca de lo que ellos creen.

Hotel Infierno, ópera prima de Marcos Palmieri, es una historia terrorífica que se permite algún paso de comedia, que arranca con un clima sobrenatural, gira hacia el slasher y le da alguna vuelta de tuerca más, siempre alrededor de una madre sobreprotectora y ultracatólica que no termina de ser lo que parece»

Actores: Ximena Fassi, Laura Angrisani, Martín Benedettelli, Melisa Fernández.

Director: Marcos Palmieri.

Quizás hoy

Miguel, un treintañero que trabaja en un estudio jurídico, vive pesadamente todas y cada una de sus actividades, hasta que un día, al despertar para seguir con su rutina, advierte la posibilidad de cambiar su vida y su trabajo y conocer a la mujer de sus sueños.

Sergio Corach, el director y protagonista del film definió su película  como una historia de individuos para individuos, romántica y por eso mismo algo cínica. El romántico siempre tiene que burlarse de sí mismo para no morir ahogado en azúcar. Una película sobre la esperanza y la desesperanza.

Vamos a poder ver a Corach andando en bicicleta en una escena un tanto  patética,  cantando a los gritos -en su voz interior- algo así como “Pedaleo, pedaleo, caca y pedo con olor a huevo”  en medio de las calles porteñas. Al principio puede resultar irritante pero luego la película va decantando de la mejor manera y entender la angustia existencial de ese hombre, su neurósis y lo enfermiza de su vida y de la vida de un porteño.

Va a estar muy bien mostrada la rutina de los expendientes,  las fantasías sexuales medio obsesivas del  protagonisa, su nula autoestima su crueldad con los demás y consigo mismo y cómo a partir del encuentro de él con un ex compañero de la secundaria se dan una serie de casualidades que van a poner en escena situaciones absurdas  como ir a un casting de publicidad para un comercial en el que debe practicar artes marciales hasta ir a una clase de tango donde le roban las pertenencias

Es  una comedia anómala, incómoda, pero visceral, descarnada y con un tono decididamente propio que fue hecha realmente a pulmón sin ningún tipo de apoyo de productoras, ni ONG, ni fundaciones, n i INCAA. Sí, con el apoyo de la familia de alguna amiga y de todos los que colaboraron en la película por amor al proyecto, al propio director o al cine en general.

Actores: Sergio Corach, Ezequiel Ludueña, Luciana Rizzo, Luciana Saez, Ana Laura Suárez Cassino.

Director: Sergio Corach.

El gran showman

Estados Unidos, siglo XIX. P.T. Barnum (Hugh Jackman) acaba de perder su trabajo de oficinista porque la empresa para la que trabajaba se ha ido a la bancarrota. Deseoso de ofrecer a su esposa Charity (Michelle Williams) y a sus dos hijas la vida que siempre les había prometido, Barnum se embarca en un proyecto colosal: crear un gran y asombroso espectáculo circense. Para ello, este inventor del show bussines buscará artistas únicos, desde enanos, a mujeres barbudas, equilibristas y toda clase de shows imaginativos. Su lema: para hacer algo nuevo hay que hacer algo poco convencional.

El gran showman es un musical que celebra el nacimiento del show business y cuenta la historia de P.T. Barnum, un visionario showman y empresario circense que surgió de la nada para crear un espectáculo que se convirtió en una sensación mundial y que fue conocido como «El mayor espectáculo en la Tierra».

Este biopic musical sobre Phineas Taylor Barnum (1810-1891) es el debut en la dirección de Michael Gracey  (publicista) y su protagonista es Hugh Jackman (Pan: Viaje a Nunca Jamás, Lobezno inmortal, Prisioneros) como el showman y empresario circense. Completan el reparto Rebecca Ferguson (La chica del tren, Misión: imposible – Nación secreta), Zac Efron (Malditos vecinos 2, El chico del periódico), Michelle Williams (Mi semana con Marilyn, Shutter Island) y la actriz y cantante Zendaya.

Tras despedirse este año de Lobezno con Logan, Hugh Jackman regresó al género musical, que le valió una nominación a los Oscar por su participación en Los Miserables.

El actor australiano aseguró que este proyecto llevó 7 años de trabajo y que se siente más cómodo escuchando su voz en vivo que en un estudio

Como buen apasionado de los musicales, le encantaría haber protagonizado Cantando bajo la lluvia, una «película casi perfecta», pero se siente orgulloso de su carrera. «En términos de negocio, me encanta actuar más que nunca. Estoy agradecido por este año porque estoy muy orgulloso de los dos proyectos en los que he participado, aunque Logan y El gran showman sean tan diferentes».

Jackman ha hablado de la admiración que siente por Barnum, «un visionario como Steve Jobs» que creía en el «poder de la imaginación» y ha reconocido que El gran showman presenta similitudes con la saga X-Men, pues ambas cintas hablan de «comprender a los demás» y de que «nuestras diferencias son nuestras fortalezas». Por eso le gusta el mensaje de la película, porque habla de «ser uno mismo» y de que «no debemos construir muros».

El mensaje de la película es que debemos buscar comprender a los demás en lugar de construir muros.

En la cinta, el pionero showman Barnum también intenta hacer a los demás felices con su espectáculo mientras intenta compaginar su negocio con pasar tiempo con su familia, algo con lo que Jackman se siente identificado. «Soy padre de dos hijos y nada me hace más feliz que disfrutar de los pequeños momentos con ellos, son las cosas más simples las que recuerdo con más cariño», asegura, aunque aclara que a veces es difícil compatibilizar su el trabajo con la vida profesional, por mucho que tenga claro que la familia es su «prioridad absoluta».

También se ha pronunciado sobre los casos de acoso que han sacudido la industria desde que se destaparan los abusos cometidos por el productor Harvey Weinstein, asegurando que deberíamos tomar como referente a Nelson Mandela a la hora de abordar la situación. «Estoy profundamente conmovido por la valentía de las personas que han dado un paso al frente para hablar. No puedo ni imaginar la mezcla de emociones que deben sentir y lo duro que ha tenido que ser para ellos. Pero es una gran oportunidad en todo el mundo para que todos abordemos la situación seriamente. De verdad creo que las cosas van a cambiar».

Amante por un día

Esta película vuelve a la cartelera, ya estuvo en cartel en algunos cines pero ahora vuelve en otros por eso vale la pena hablar de ella. Desde Francia y con el adorable Philippe Garrel en la dirección Amantes por un día es fundamentalmente una película de amor.

En apenas 75 minutos, el gran realizador francés de “Los amantes regulares” entrega otra pequeña gran joya sobre las dificultades de las relaciones románticas. La película, centrada en la historia de amor entre un profesor y su alumna que se complica cuando la hija de él se muda a vivir con ellos, es uno de los mejores estrenos de los últimos meses.

LOVER FOR A DAY acaso sea una de las más livianas, simples y transparentes películas del francés en mucho tiempo. Se centra en la relación romántica entre Gilles (Eric Caravaca), un profesor universitario, y su alumna Ariane (Louise Chevillote), la que mantienen secreta al resto del alumnado, amigos y conocidos. Se aman –o eso creen–, pero tienen una relación supuestamente abierta: pueden –o eso creen– vivir con las infidelidades del otro, mientras sigan siendo, uno para el otro, prioritarios en sus respectivas vidas.En medio de su relación aparece en escena Jeanne (Esther Garrel, la hija del realizador), que es hija de Gilles y que acaba de separarse de su novio. La chica está angustiada y en medio de una gran crisis nerviosa. Jeanne se muda a la casa con ellos y de a poco establece una buena relación con Ariane, que tiene su misma edad. Ella trata de sacarla de su malestar y empiezan a salir y a conocer gente. No pasará mucho tiempo para que los problemas, inconvenientes, desencuentros, reencuentros y affaires comiencen a aparecer, especialmente entre Ariane y Gilles. Otro eje importante será la relación padre e hija, en la que también juegan su parte los celos y ciertas emociones mezcladas.

Garrel filma en blanco y con los recursos formales ya clásicos de cierto cine francés de los 70 y, claro, de sus propios filmes: voz en off, muchos exteriores y un granuloso 16mm, con los también habituales diálogos en bares y caminatas por las calles. Los temas no se alejan de lo esperable: la fidelidad, la depresión, el amor y el desamor, las diferencias generacionales. Pese a la seriedad de los asuntos y hasta de los problemas psicológicos que deparan (hay hasta un intento de suicidio), el tono de la película nunca deja de ser ligero y ágil, con escenas llamativamente cortas.

Garrel dijo que AMANTES POR UN DIA forma parte de una trilogía con JEALOUSY y IN THE SHADOW OF WOMEN cuyas constantes, además de los temas de relaciones personales, son estar filmados en 21 días, cada escena en una sola toma y con menos de 80 minutos de duración, en una suerte de liviano y disfrutable “dogma” propio. Y las tres funcionan a la perfección. En apenas 75 minutos, el francés –que contó con la colaboración de Jean-Claude Carriere y otros en el guión– plantea, construye y luego deja (no cierra, porque estas cosas nunca se cierran del todo) una serie de situaciones​ que hemos visto cientos de veces en miles de versiones diferentes pero que, cuando son tratadas con la sensibilidad, naturalidad e inteligencia con la que aquí lo hace el realizador de LA CICATRIZ INTERIOR, nunca agotan. El amor y sus consecuencias son un tema infinito.

Jeepers Creepers 3: El Regreso

Esta película solo quiero detenerme en el título y ni ampliar en el guión porque a diferencia de todas las otras que están en cartel me sumo totalmente al boicot para que nadie la vaya a ver . Por qué? Porque si bien es una saga de culto de terror  de villanos y de crímenes no vale la pena hacerle el “caldo gordo” a su director por su tremendo pasado delictivo y en hechos de lo más abarrantes. Estamos hablando de Víctor Salva de 59 años de edad,  que fue acusado en 1988 de abusar sexualmente de Nathan Forrest Winters, en aquel entonces, un niño de doce años que trabajó a sus órdenes en el film de terror Clownhouse. El director había grabado en vídeo los encuentros con el menor de edad, por lo que el material sirvió como evidencia en la corte. Salva fue acusado de once delitos, y fue encontrado culpable de cuatro de ellos, entre ellos, abuso sexual de menores, posesión comercial de cinta de grabación y revistas con material pornográfico de menores. El cineasta se reservó el derecho a contestar a los cargos y fue sentenciado a tres años en prisión, sirviendo 18 meses por dicha sentencia.

Tras quedar en libertad, Salva se las arregló para continuar su carrera en la industria de cine, encontrando el éxito con la franquicia de terror Jeepers Creepers. A causa de sus crímenes, muchas personas han creado campañas a través de los años para boicotear sus producciones, en donde la principal afectada ha sido Jeepers Creepers 3. Tal vez una de las más fuertes, ocurrió cuando la producción pretendía ponerse en marcha, y la organización Union of British Columbia Performers (UBCP) lanzó una advertencia que pedía a los actores no hacer audiciones o aceptar formar parte de la cinta después que se hizo público un llamado de casting en el que Salva buscaba a una joven de 18 años para interpretar al personaje que está dando de qué hablar

Con este contexto, regresamos al detalle en su relato que está causando polémica. Se trata de la inclusión de un personaje femenil –justamente el del llamado de casting– con antecedentes de haber sido abusada sexualmente por su padrastro cuando tenía 13 años.

De acuerdo con la crítica de IGN, hay una escena en la que el abuso infantil se justifica. El crítico expresa lo siguiente:

“A pesar de que no se retrata de ninguna manera el acto en sí, el filme incluye un momento en el que dos personajes hablan de la razón por la que Addison [personaje interpretado por Gabrielle Haugh] ya no vive con su padrastro. Uno de los dos personajes tiene un interés romántico en ella y parece entender por qué su padrastro le habría hecho “insinuaciones”. El personaje dice al otro: ‘¿Lo puedes culpar? Es decir, sólo vela. El corazón quiere lo que el corazón quiere, ¿no es cierto?’ “

Se dice que la línea ha sido eliminada de la versión presentada en cines, sin embargo, si fue incluida en el screening enviado a los críticos.Por supuesto hay actores y gente que trabaja con él que dice que merece una segunda oportunidad… pero en vistas de lo que filma y de lo que piensa yo aconsejo no ir a ver esta película.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA