Siguen los “sinceramientos de tarifas”: La luz aumentará un 70 % en Buenos Aires y Capital Federal y un 38% en el interior del país

 

BUENOS AIRES- Los usuarios de Capital Federal y el Gran Buenos Aires registrarán subas de más del 70% en sus facturas de luz, aumento que se dará en dos etapas, una en diciembre y otra en febrero del año que viene.

Pasadas las elecciones el Gobierno dio rienda suelta a los tarifazos en los servicios de luz. De este modo, se espera que los usuarios de Edenor y Edesur sufran un aumento superior al 70 por ciento en sus facturas, suba que se dará en dos etapas.

Según confirmaron fuentes oficiales en el marco de las audiencias públicas que se realizan en el Palacio del Agua, para diciembre se espera una suba del 43 por ciento en el servicio eléctrico, que se completará con el tarifazo del 24 por ciento de febrero de 2018.

La suba se explica por los ajustes al precio mayorista, en una primera etapa, para completarse con los ajustes a las empresas de distribución, según se definió en la Revisión Tarifaria Integral (RTI) de principios de año. De este modo, el usuario pagará $1077 por la electricidad mayorista, mientras que su precio será de $1440, esto quiere decir que el Estado subsidiará sólo el 25 por ciento del costo total.

Por su parte, los usuarios que reduzcan su consumo en un 30 por ciento o más respecto al mismo período de 2015, conseguirán un descuento del 10 por ciento  sobre el precio estacional.

Por su parte en el interior se  resolvió que el aumento sea del  38% es para consumos residenciales fuera del Área Metropolitana.

El aumento acumulado en la factura final para los usuarios de menor consumo eléctrico fuera del área metropolitana será de 38%, como consecuencia de los ajustes que serán aplicados en diciembre y febrero próximos, anunció hoy el subsecretario de Energía Eléctrica, Alejandro Sruoga, durante la audiencia pública que se realiza en el porteño Palacio de las Aguas.

Sruoga señaló también que «el impacto va a ser mayor en Edenor y Edesur», que cubren el área metropolitana, cuyos usuarios afrontarán «aumentos mayores», porque se normalizará el valor agregado de distribución (VAD), tal como se hizo en los últimos años en las compañías distribuidoras provinciales.

El funcionario se excusó, de todos modos, de precisar el nivel de tales incrementos en la zona metropolitana, donde se concentra el 40% de la demanda del país, y sostuvo que los nuevos cuadros tarifarios «van a ser presentados por el ENRE (Ente Nacional Regulador de la Electricidad)».

Sruoga destacó luego que «por primera vez en muchos años vamos a cubrir la demanda con potencia disponible y las reservas van a ser las que corresponda, por encima de la demanda».

El funcionario resaltó al respecto las perspectivas de un verano con menos cortes de electricidad, ya que «superamos la emergencia con la potencia nueva, los 1.245 Mw de mejora de la disponibilidad, los 3.000 Mw de la oferta emergencial y la que se incorpore con energías renovables y ciclos combinados».

Según los cuadros presentados por el funcionario, las facturas más costosas fuera del área metropolitana, para consumos de hasta 300 Kwh por mes, recaerán sobre los usuarios de la distribuidora bonaerense EDES, la cordobesa EPEC, la neuquina EPEN y la santafesina EPSF, que deberán pagar unos $ 800 mensuales en diciembre y $ 900 desde febrero, sin considerar los impuestos.

Sruoga precisó que las subas serán en diciembre de 25% y 16% en febrero para Edelap (La Plata); 23% y 12% para EDES, al igual que para la también bonaerense EDEN; 26 y 15% para la mendocina Edemsa; 25% y 14% para la chaqueña Secheep; y 25% y 15% para la tucumana EDET.

DEJA UNA RESPUESTA