Confirman las penas a la banda que secuestró y mató a Matías Berardi

CAPITAL FEDERAL- (infojus Noticias) La Cámara de Casación Penal dejó firme la sentencia que condenó a los 10 acusados en 2013, al rechazar los planteos presentados por las defensas. Pidió que se dicte un nuevo fallo para una joven que estuvo imputada y fue absuelta.

La sala III de la Cámara Federal de Casación Penal confirmó las condenas a los 10 acusados de secuestrar y asesinar, en 2010, a Matías Berardi. El máximo tribunal penal del país rechazó  todos los recursos presentados por las defensas de los imputados y confirmó las penas de entre 17 años a perpetua.

Matías Berardi tenía 16 años cuando lo secuestró la banda que lo mantuvo cautivo durante 14 horas en un taller Ingeniero Maschwitz, en septiembre de 2010. Allí lo mantuvieron atado y vendado en un baño. El adolescente logró escapar y empezó a pedir ayuda entre los vecinos a quienes les decía que lo tenían secuestrado, pero no logró que nadie lo refugiara. Tras ser recapturado, lo trasladaron a un descampado en Campana, donde lo asesinaron de dos disparos. La secuestradores había pedido un rescate de 30 mil pesos.

Casación dejó firme el fallo de 2013, del Tribunal Oral en lo Federal N° 3 de San Martin, exceptuando la absolución de Alexa Moyano –que era menor de edad al momento del hecho-, sobre quien se ordenó dictar un nuevo fallo.

Después de la audiencia que se realizó a fines de septiembre, los jueces  Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Mariano Borinsky confirmaron las condenas a prisión perpetua a Richard Fabián Souto, Néstor Facundo Maidana, Damián Maximiliano Sack, Gonzalo Hernán Álvarez y Gabriel Raúl Figueroa. Ana Cristina Moyano, fue condenada a 24 años. Federico Esteban Maidana a 21 años; Celeste Verónica Moyano, a 19 años, mientras que Elías Emanuel Vivas y Jennifer Stefanía Souto, a 18 y 17 años respectivamente.

Moyano fue absuelta porque no había estado en la casa cuando Berardi se escapó. En ese momento, tenía 16 años, y los jueces corroboraron que estaba en el colegio, donde cursaba de 17 a 22. “Siempre sostuvimos la responsabilidad de Alexa, lo que hace Casacón es receptar nuestra postura no solo en el recurso, sino al momento de formularlos alegatos”, explicó Izura y sostuvo que la joven conoció e intervino en el secuestro. En la sentencia, la Cámara Federal de Casación sostuvo que “fue mal valorado el plexo probatorio existente entorno a su situación” por parte de los jueces del TOF 3, Elbio Osores Soler, Lidia Soto y Germán Castelli.

El 24 de enero de este año, uno de los condenados, Gabriel «Larry” Figueroa, se fugó de la Unidad Residencial II de Marcos Paz y estuvo prófugo por más de 20 días hasta que fue capturado en febrero, cuando iba a bordo de un Chevrolet Corsa gris plateado con un remisero.

Los fundamentos

Con la decisión de la sala III de Casación, será otro tribunal el que deber resolver la situación de Moyano. El Tribunal  mandó que «se analice y probablemente se tenga que hacer un nuevo debate pero sólo para el caso de la menor”, explicó el abogado de la familia de Berardi, Manuel Ignacio Izura. En su sentencia de 122 páginas, los jueces Borinsky, Catucci y Riggi consideraron que la sentencia del tribunal “se encuentran precedidas de un razonamiento lógico” porque “la materialidad de los hechos y la participación de los enjuiciados en ellos, ha quedado consolidada”.

Para los jueces del tribunal de Casación, en el juicio quedó comprobado que “el día del secuestro” la joven “estuvo en su domicilio” justo en frente del lugar donde tuvieron cautivo a Berardi y desde donde lo vigilaban. Por eso consideraron que en el caso de Alexa Moyano el tribunal no fundamentó suficientemente el sobreseimiento.

Uno de los testimonios claves en el juicio fue el de la novia de uno de los imputados, Gonzalo Álvarez. Contó detalles del secuestro y que el día que secuestraron a Berardi en realidad iban a robar una casa y, como se les «pinchó ese trabajo», capturaron a Matías. “Lo agarraron por cheto”, afirmó. Mientras Matías estaba cautivo, la banda llamó ocho veces a la madre del joven, María Inés Daveiro, para pedir el recate.

«Ninguna duda existe respecto de que Néstor Facundo Maidana fue quien se encargó de realizar las llamadas extorsivas», explicó el fallo del tribunal federal de San Martin que detalló también que el joven estuvo en el taller de Souto, y era allí retenido con ayuda de la esposa de este, Ana Cristina Moyano, su hermana, Celeste, la hija del matrimonio, Jennifer y Elias Vivas.

 

DEJA UNA RESPUESTA