Nuevos ministros trabajan con prioridad en educación, seguridad y vínculo con polo agroalimentario

Aviso publicitario
banner dia verde moron

 

Los ministros que juraron hoy en el Museo del Bicentenario comenzaron a exponer sus prioridades de gestión, como «la recuperación de la presencialidad» plena y definitiva en las escuelas, la actuación de las fuerzas federales ante la delincuencia organizada en Rosario y la concertación de reuniones con el sector exportador agroalimentario, tarea a la que Julián Domínguez -a cargo de la cartera de Agricultura- dedicó las primeras horas de su agenda.

Los objetivos fueron enunciados por los flamantes funcionarios en una jornada que para el Gobierno nacional adquirió el sentido de un relanzamiento y responden a preocupaciones sociales detectadas por los estudios de opinión pública, aunque la meta central para el Frente de Todos pasa por profundizar y acelerar la reactivación económica en marcha, controlar los precios y producir una mejora significativa en los ingresos, combo al que el presidente Alberto Fernández aludió hoy cuando subrayó que el peronismo es «un movimiento que sabe escuchar las demandas populares y la voz del pueblo».

Antes de tomarle el juramento al nuevo jefe de Gabinete, Juan Manzur, el jefe de Estado anunció que el Ejecutivo «dará respuesta a una parte del electorado argentino al que, evidentemente, la pandemia lo ha afectado» y prometió que desde el elenco ministerial se «va a trabajar» para llevar respuestas frente a esas situaciones.

Esta definición tendrá mañana su primera expresión en el plano de las medidas económicas y sociales, ya que se reunirá nuevamente el Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, ámbito deliberativo en el que participan el sector del trabajo, las empresas y el Estado a través de la cartera laboral, y del que se descuenta que saldrá una actualización del salario mínimo.

Con la decisión de ir presentando día a día medidas económicas o sociales, las primeras horas de los ministros que asumieron este lunes -Manzur en la Jefatura de Gabinete, Aníbal Fernández en Seguridad, Domínguez en Agricultura, Jaime Perczyck en Educación, Daniel Filmus en Ciencia y Tecnología, Juan Ross como secretario de Comunicación y Prensa- estuvieron dedicadas a las cuestiones administrativas de cualquier gestión que comienza y debe asignar roles y formar equipos, aunque algunos de ellos tomaron contacto con los medios y adelantaron públicamente las primeras iniciativas de sus carteras.

Aníbal Fernández, el nuevo ministro de Seguridad, recibió poco después de la ceremonia de jura al gobernador de santa Fe, Omar Perotti, para analizar la situación creada en zonas de la provincia por la actuación de bandas criminales.

El flamante funcionario también aseguró que apuntará a darle garantías a las personas «para que puedan salir y volver a sus casas sin contratiempos» y adelantó que convocará a una reunión con jefes de las las cuatro fuerzas de seguridad, cuyos jefes serán confirmados en su cargos.

 

Perczyck, quien asumió en una cartera que tendrá como objetivo la reconstrucción de la cotidianidad educativa en la pospandemia, señaló a su vez que «el desafío clarísimo» de su gestión será que «los chicos estén en las escuelas» y «recuperar a los chicos que se fueron» del sistema en los últimos dos años, y en ese sentido reconoció que la meta es «recuperar la presencialidad» de modo definitivo.

«Tenemos que construir una ética de retorno de todos los chicos a la escuela», destacó y llamó a hacerlo «lo más rápido posible», al responder sobre las prioridades de su cartera en una entrevista con la radio FM Urbana Play.

Por otro lado, sobre los resultados del FdT en las PASO del 12 de septiembre, Perczyk analizó: «La derrota fue global y multicausal».

Por su parte, Filmus, horas antes de asumir en la cartera de Ciencia y Tecnología en reemplazo de Roberto Salvarezza, postuló esta mañana un «modelo productivo destinado a agregar valor a partir de la investigación».

Además, planteó la necesidad de poner en valor el aporte de «científicos y académicos» y expresó su «entusiasmo» por la posibilidad de que «el país vuelva a crecer».

«Necesitamos un modelo productivo destinado a agregar valor a partir de la investigación y el trabajo de nuestros científicos y académicos que permitirá que dejemos de vender productos primarios sin elaborar, y sumar los de sofisticación tecnológica», detalló.

«Estoy con mucho entusiasmo y fuerza. Desde el mismo momento que Alberto Fernández y (la vicepresidenta) Cristina Fernández de Kirchner me transmitieron su voluntad de que asuma el ministerio de Ciencia y Tecnología empecé a trabajar en el armado de los equipos y en el diseño del proyecto», contó en diálogo con la radio AM750 y luego planteó que en el seno del FdT conviven «perspectivas distintas» pero que confluyen en el objetivo de que «el país vuelva a crecer».

Filmus, quien se reunió con Salvarezza en la sede de la cartera del Polo Científico de Palermo, regresó esta tarde a la Cancillería para retirar sus objetos personales de la Secretaría de Asuntos Relativos a Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, que ocupó hasta hoy.

En otro orden, el recambio de nombres en el Gabinete tuvo una amplia repercusión y valoración en distintos sectores económicos.

Desde la Federación Agraria Argentina (FAA), su presidente Carlos Achetoni celebró este lunes la llegada de Domínguez al ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y adelantó que ya se puso en contacto con él y que ambos acordaron un encuentro para la semana próxima.

 

«La semana que viene vamos a estar en una reunión para comenzar a llevar adelante los planteos», afirmó el dirigente que integra la Mesa de Enlace de entidades rurales en declaraciones formuladas hoy a Radio Provincia.

De igual manera, el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), José Ignacio De Mendiguren, sostuvo que con las incorporaciones al Gabinete el oficialismo demuestra que «ha escuchado a las urnas» y aseguró que muchas cosas que se venían haciendo «sin lugar a dudas se pueden acelerar».

«Se ha elegido un Gabinete que tiene un peso más importante; el resto son decisiones políticas que van orientadas en este sentido», analizó De Mendiguren en declaraciones a Radio 10.

Y sobre las modificaciones en el elenco ministerial, consideró «razonables» las designaciones y destacó que el Gobierno haya tenido «una reacción rápida» en cuanto a «qué es lo que la gente pide» y en la necesidad de «mejorar muchas cosas y hacerlas».

A su vez, el diputado nacional Hugo Yasky (FdT-Buenos Aires) consideró que los nombramientos constituyen «un buen cambio» y afirmó que la coalición oficialista está «en condiciones de revertir o achicar las diferencias» en las legislativas del 14 de noviembre próximo.

«Creo que los cambios en el Gabinete cierran el capitulo que había generado cierta incertidumbre, le aportan equilibrio para que todos los sectores del frente estén representados, le dan volumen político y una dimensión de lo federal que no estaba presente en el Gabinete anterior; creo que es un buen cambio», evaluó el secretario general de la CTA de los Trabajadores a Radio Del Plata.

Otra de las voces que se escuchó hoy fue la del gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, anfitrión de la cumbre que encabezó el Presidente con los gobernadores del peronismo, quien aseguró que, de cara a noviembre, los mandatarios provinciales trabajarán para la recuperación de «la confianza en el peronismo».

DEJA UNA RESPUESTA