Homero Giles: “Vamos a recurrir a la Justicia para frenar estas prácticas extorsivas”

El presidente de IOMA remarcó que el convenio con la Agremiación Médica Platense está vigente, por lo menos, hasta diciembre.

Mientras continúan las negociaciones con la Agremiación Médica Platense (AMP) para que cumpla lo acordado previamente y garantizar así que todas las personas afiliadas a IOMA tengan la cobertura prestacional que le brinda su obra social, la Defensoría del Pueblo bonaerense anunció que interpuso un recurso de amparo ante el Fuero en lo Contencioso Administrativo para que la entidad mantenga los términos del convenio vigente.

“En el acta acuerdo que se firmó hace 60 días, la obra social y la AMP decidieron retrotraer la situación al 6 de julio pasado, cuando estaba vigente el convenio que vence en el mes de diciembre próximo, con prórroga automática por 6 meses. Lo que terminó es el plazo de negociación para redactar un nuevo convenio, no el convenio en sí mismo”, explicó el presidente de IOMA, Homero Giles.

El funcionario se mostró dispuesto a mantener las conversaciones “como hicimos ayer, haremos hoy y seguiremos haciendo mañana”, aunque reconoció que “es difícil si todos los días reclaman algo nuevo, en una actitud claramente extorsiva. Tenemos convenio con 36 entidades en la Provincia y la AMP es la única en conflicto”. Aclaró, además, que “si no llegamos a un acuerdo porque la Agremiación Médica no quiere trabajar con IOMA, les pedimos que les permitan hacerlo a aquellos profesionales que estén dispuestos, porque el Colegio de Médicos y otras entidades los están amenazando con sanciones”, en una situación que Giles calificó de “escandalosa e insólita”.

La presentación judicial de la Defensoría del Pueblo fue comunicada este jueves por su titular, Guido Lorenzino, quien se mostró confiado en “tener novedades favorables en las próximas horas”, ya que “es fundamental que siga habiendo cobertura de salud para afiliados y afiliadas mientras los dos organismos continúan negociando un nuevo convenio”.

Por otro lado, el presidente de IOMA remarcó que los médicos agremiados que cobren las consultas o prácticas de manera particular “se exponen a sanciones porque el convenio está vigente”, al tiempo que pidió a las personas afiliadas que exijan la factura en caso de abonarlas y denunciar esas prácticas ante la obra social, para gestionar los trámites de reclamos y acciones judiciales pertinentes.

“Los médicos que no quieran trabajar por IOMA que se den de baja y que dejen trabajar a quienes sí quieran”, insistió el presidente de la obra social, antes de confirmar que ya hay agentes del Instituto controlando en los centros prestadores para evitar estas maniobras y registrarlas, ya que “están jugando con la salud de nuestros afiliados y la supervivencia de 40 clínicas en La Plata, algo que no estamos dispuestos a permitir”, concluyó Homero Giles.

 

DEJA UNA RESPUESTA