Un día como hoy…

Día del Jubilado

2005. Murió en Viena el cazador de nazis Simon Wiesenthal.

Simon Wiesenthal murió luego de haber participado en la captura de más de mil criminales nazis, algunos de los cuales habían encontrado refugio en Argentina.

Durante la Segunda Guerra Mundial estuvo internado en doce campos de concentración a lo largo de más de cuatro años. Durante su encierro intentó suicidarse cortándose las muñecas para evitar el trabajo. Wiesenthal consiguió los nombres de los soldados alemanes que conoció durante su reclusión y, una vez liberado por las tropas del Ejército Rojo, se dedicó exclusivamente a buscarlos aduciendo que eran criminales de guerra.

Participó directa o indirectamente en casos que tuvieron como escenario al país y terminaron con condenas como las de Adolf Eichmann, Erich Priebke, Joseph Schwamberger o Dinko Sakic, mientras que en otros casos puso toda la presión y obligó al tenebroso médico Joseph Mengele a huir. Entre sus `deudas`, le quedó pendiente encontrar a otro genocida, presuntamente escondido en la Argentina, Heinrich “Gestapo” Muller, al que nunca logró detectar.

Es autor de una frase célebre utilizada, luego, por organismos de derechos humanos en la Argentina: “Justicia, no venganza”, título, también, de su libro autobiográfico.

Falleció a los 96 años, había nacido el 31 de diciembre de 1908 en Ucrania.

2002. Atacaron a tiros la casa de Estela de Carlotto.

Desconocidos dispararon con Itaka contra la casa de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, que estaba durmiendo. Las armas son las que usan los organismos de seguridad. “Si hubiese tenido el impulso de salir de mi dormitorio cuando escuché los tiros, me hubieran dado en la cabeza”, dijo la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, desde su casa de City Bell. Los agresores no dejaron ningún indicio concreto sobre el motivo del atentado, pero Carlotto lo relacionó con la denuncia sobre las prácticas de “terror” de la Policía Bonaerense que había realizado pocos días atrás con representantes de otros organismos de derechos humanos.

1999. Día Nacional del Caballo.

Este festejo es una iniciativa de la Federación Ecuestre Argentina, con lo que se reconoce la importancia de este animal en la historia del país y, a la vez, en homenaje a la participación del equino en la organización histórica y económica, y en la vida deportiva de la Argentina. Se trata de una iniciativa que centra el festejo en esta fecha en recuerdo de la llegada de Aimé Félix Tschiffely a Nueva York.

1988. Muere el prestigioso crítico musical y periodista Jorge D´Urbano.

Fue autor de «Cómo escuchar un concierto» y había nacido en Buenos Aires el 18 de junio de 1917.

1934. Muere en Los Andes (Chile) el educador Víctor Mercante.

Autor de «La educación del niño y su instrucción» y de «Charlas pedagógicas», había nacido en Merlo (provincia de Buenos Aires) el 21 de febrero de 1870.

1934. Nace la actriz italiana Sofía Loren.

Sofía Villani Scicolone, más conocida como Sophia Loren, es una actriz italiana ganadora de unos 50 premios internacionales, entre ellos dos premios Oscar y varias nominaciones al Globo de Oro.

Su carrera comenzó en 1950, cuando fue descubierta por el productor Carlo Ponti, más tarde su marido. Desde entonces actuó en decenas de películas, algunas aclamadas por la crítica cinematográfica, entre las que destacan Dos Mujeres y El Cid.

Hija de la maestra de piano Romilda Villani y el ingeniero Riccardo Scicolone, nació en la Clínica Reina Margarita de Roma, pero creció en Pozzuoli, cerca de Nápoles. Se cuenta que Sophia y su familia tuvieron que trasladarse a Nápoles para instalarse en casa de su abuela y poder subsistir, pues su padre se desentendió de ellas. Montaron una taberna, frecuentada por militares norteamericanos, donde la madre tocaba el piano. De su padre Riccardo tuvo dos hermanos varones, Giuliano y Giuseppe. Loren comenzó su carrera en actuación a comienzos de la década del ´50 con pequeños papeles en películas italianas. En esos tiempos, actuó como extra en la película Quo Vadis, filmada en Roma.

Su trayectoria comenzó a despegar cuando conoció a Vittorio De Sica y Marcello Mastroianni. Para la segunda mitad de la década de 1950, Sophia ya era popular en Hollywood al protagonizar películas junto con Frank Sinatra y Cary Grant. Loren se ganó el respeto del público por su participación en dramas y comedias, especialmente en proyectos italianos, donde era más libre para expresarse. Fue admirada durante décadas por su imagen de exuberante belleza, que ha mantenido en gran medida hasta la edad madura; sin embargo, es también reconocida por su inteligencia y agudeza. El aporte más valioso de Sophia Loren radicó en las películas rodadas en su lengua natal, como `Matrimonio a la italiana` (1964), de Vittorio de Sica, y `Una giornata particolare` (1977) de Ettore Scola, ambas rodadas junto a Marcello Mastroianni.

1870. Sedición en Entre Ríos.

A partir del alzamiento contra el gobierno nacional del caudillo Ricardo López Jordán, el Congreso Nacional dicta la intervención de las provincias de Santa Fe y Corrientes para una mayor eficacia en la represión. Esta ley fue promulgada el 24 de septiembre por el presidente de la República, Domingo Faustino Sarmiento y su ministro Dalmacio Vélez Sarsfield.

1845. Garibaldi saquea Gualeguaychú.

En la madrugada de este día el aventurero italiano José Garibaldi, con sus legionarios, que poco antes habían dejado la expedición anglo-francesa-oriental que había tomado la colonia, se apoderó de la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, hasta el extremo de haber hecho prisionero en el lecho que reposaba al comandante militar Eduardo Villagra. Muchas casas fueron saqueadas, respecto a lo cual escribió un jefe de la expedición: «En cuanto a presas, es tan crecido el número de ellas, que ya no lo tengo presente».

1822. San Martín instala el Congreso Constituyente del Perú.

Se instaló con gran pompa el Congreso Constituyente del Perú. El general José de San Martín se despojó en su presencia de la banda bicolor, símbolo de la autoridad protectora que hasta entonces había ejercido. Se dirigió a los asistentes declarando: «Al deponer la insignia que caracteriza al jefe supremo del Perú no había más sino cumplir con mis deberes y con los votos de mi corazón». «Si algo tienen que agradecerme los peruanos es el ejercicio del supremo poder que el imperio de las circunstancias me hizo obtener. Hoy que felizmente lo dimito, yo pido al Ser Supremo el acierto, luces y tino que necesita para hacer la felicidad de sus representantes». «íPeruanos! Desde este momento queda instalado el congreso soberano y el pueblo reasume el poder en todas sus partes». Retirado del recinto, el congreso designó al general San Martín Generalísimo de las armas del Perú por «sus heroicos servicios a la causa del país».

1821. Nombramiento de San Martín como capitán de los ejércitos de O´Higgins.

El general Bernardo O´Higgins, director supremo de Chile, honró al general José de San Martín con el grado de capitán general de sus ejércitos.