Sobreviviente de La Noche los Lápices defendió el voto a los 16

BUENOS AIRES- Pablo Díaz, sobreviviente de la Noche de los Lápices, defendió el proyecto de ley que impulsa el voto optativo para jóvenes de 16 años, al sostener que redundará en «constante beneficio para su propia individualidad».
A la vez, pidió que «no le teman a los jóvenes con capacidad crítica», al hablar durante la audiencia pública que se lleva a cabo en el seno de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Senadores de la Nación.
Díaz agregó que «si les damos la posibilidad de votar a los que en temprana edad luchan por todos, estos derramarán su pasión a otros».
El disertante, sobreviviente de la Noche de los Lápices, agregó que había sido perseguido junto con sus compañeros de colegio porque «lo más peligroso era la capacidad de organización, de generar debates» y que por ello «había que desaparecer el centro de estudiantes y las organizaciones sociales».
«La dictadura secuestró a jóvenes de entre 14 y 18 años. Les pido que ellos voten. Todos estos años fueron la Noche de los Lápices. Hagamos que hoy puedan votar sin olvidarnos de que aún no encontramos sus jóvenes cuerpos», expresó.
Díaz consideró que el voto joven redundará en «constante beneficio para su propia individualidad» y destacó que «si ese joven recurre a una organización que estimule su intelectualidad, lo que querrá cambiar será la realidad».
«Los jóvenes con capacidad de liderazgo son actores fundamentales de la ciudadanía. Estoy completamente convencido de que debemos brindarles herramientas a esos líderes», remarcó.
En ese sentido, Díaz agregó que «estos jóvenes líderes tal vez sean más responsables que los propios políticos».
«Cuando un joven se canaliza a través de un proyecto al que le agrega compromiso social tendremos a un hombre que capitaliza un estado de madurez enalteciendo aún más la juventud», remarcó.
Finalmente, Díaz cerró su exposición ante la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado preguntándose «quién podría negarle un voto al que demuestra capacidad de lucha para lograr una sociedad más justa».