Promueven juicio político a jueces que beneficiaron a un abusador de menores

SAN MARTÍN- La Federación Argentina de lesbianas, gays, bisexuales y trans (FALGBT) y la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) anunciaron que promoverán el juicio político a los jueces Horacio Piombo y Benjamín Sal Llargués, integrantes de la Cámara de Casación Penal bonaerense. Ambos emitieron un fallo en el que redujeron la pena a un dirigente de un club de fútbol infantil condenado por abuso sexual probado a un niño de 6 años, argumentando la supuesta orientación sexual del niño.

El presidente de la FALGBT, Esteban Paulón, dijo que el fallo pisotea “los más básicos criterios judiciales, promueve la impunidad y pone a la víctima en el lugar de sospechoso. El abuso sexual es uno de los delitos más aberrantes, su condena no puede generar ningún tipo de dudas, y debe ser penado con el mayor rigor de la ley».

Paulón agregó que «pretender que la supuesta orientación sexual de la víctima de un abuso quite gravedad al hecho, o sea considerado un atenuante al momento de juzgar un caso de este tipo es discriminatorio, estigmatizante y violatorio de la Convención de los derechos del niño y la ley de Protección Integral a la infancia, al tiempo que cae en el lugar común de vincular la orientación sexual de una persona con un delito como es el abuso sexual, dos aspectos que no tienen ninguna relación.»

En 2011 los camaristas ya habían fallado de similar manera en un caso por violación a dos niñas de 14 y 16 años, argumentando que “son de un nivel social que acepta relaciones a edades muy bajas”. En esa ocasión habían reducido la pena a un pastor y a un hombre condenado por el femicidio de su esposa.

El secretario de la CHA, Pedro Paradiso Sottile, anunció que la organización está trabajando “en el pedido de juicio político a los jueces Piombo y Sal Llargués y presentando las denuncias pertinentes ante organismos nacionales e internacionales de derechos humanos”.

Paradiso Sottile dijo que “esta decisión judicial lesiona y vulnera absolutamente. No puede aceptarse jamás la vergonzosa complicidad ni justificación alguna de la justicia ante el delito de abuso sexual. Debemos, como sociedad, acompañar a las víctimas y exigir que los culpables y/o responsables sean condenados, por ello repudiamos enérgicamente el fallo de estos jueces y solicitamos su destitución”.

“No basta el repudio a estos jueces, sino el juicio político para que sean destituidos. No puede haber de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia ningún atenuante ante una violación de un niño o de una niña. Apelar a la orientación sexual de un menor de 6 años para reducir una pena no sólo es una discriminación sino atentar contra los derechos de todos/as los/as niños/as. Esperamos que a la condena social que se está expresando en estos momentos, se le sume la resolución del juicio político y la destitución de estos jueces que violan los derechos más elementales y más sensibles de la infancia”, dijo César Cigliutti, presidente de la CHA.