Trimarco aclaró destino de los fondos de su fundación y medios repudiaron la campaña de desprestigio hacia su persona

 

BUENOS AIRES–  La madre de Marita Verón, Susana Trimarco, afirmó que el dinero que recibe para la Fundación «María de los Angeles» que lucha contra la trata de personas «la gastamos en pagar a los profesionales que trabajan con nosotros, en el alquiler, en la vestimenta, la salud y la educación de las chicas».

Trimarco, al responder a los cuestionamientos que el periodista Jorge Lanata realizó sobre la fundación que preside, puntualizó que «el Estado nos da plata por medio de proyectos, nosotros proyectamos y presupuestamos nuestras actividades y el Estado nos da los fondos en cuotas mensuales que van llegando mientras vayamos rindiendo lo recibido».

«Yo a él lo sigo invitando a que venga a conocer la fundación y el barrio que estamos mejorando para las chicas, donde golpeando puertas conseguimos asfalto y casitas para madres con problemas de violencia doméstica», precisó refiriéndose a Lanata.

En declaraciones a Radio Nacional, Trimarco dijo que «la embajada en Estados Unidos nos ayuda desde 2007, en oportunidades donde nos sobró plata la devolvimos y la embajada en reconocimiento nos la devolvió como donación, nos manejamos así porque si estamos denunciando corrupción no podemos ser corruptos».

«La plata la gastamos en pagar a los profesionales que trabajan con nosotros, en el alquiler, en la vestimenta, la salud y la educación de las chicas», aseguró.

En referencia al conductor televisivo Jorge Lanata, Trimarco dijo que «es un señor lleno de odio que ve todo mal, todo negro».

«Lanata dice que (el gobernador José) Alperovich me regaló una casa, pero ¿qué me va a regalar una casa? Yo tengo mi casa de toda la vida y cuando pido no lo hago para mí sino para los que necesitan», subrayó.

La mamá de Marita, secuestrada por una red de trata en 2002, afirmó que «acá la fundación se convirtió en iglesia, municipalidad, poder judicial y acción social, recibimos a gente con distintas problemáticas y nuestros profesionales los ayudan lo mejor posible».

«La gente nos quiere porque de acá todos se van bien atendidos, porque yo le digo a todos nuestros profesionales que no quiero que a alguien que le pase lo que me paso a mí sufra el mismo desinterés», advirtió.

«Yo no soy amiga de nadie, yo a la gobernación voy a exigir, porque el Estado se tiene que hacer cargo, yo no puedo hacerme cargo de tantas chicas, y para que el Estado se haga cargo tengo que ir a patear puertas», señaló Trimarco.

«Sé lo que hago y soy creyente en Dios, a Marita todavía no la encontré y tengo una lucha contra una mafia muy grande que me la sacó, lo que diga Lanata no me afecta», comentó.

Trimarco dijo que «me gustaría tener una charla pública con él (Lanata) y que todos los argentinos escuchen a ver dónde dice él que Alperovich me regaló una casa o dónde voy a ser candidata».

«Yo no puedo hablar mal de Néstor y Cristina, por la ayuda que recibí, pero ellos no me condicionan para que no hable ni con Binner ni con Macri que también me regalan cosas para las chicas, porque la trata no tiene banderías políticas», concluyó.

Asimismo organizaciones y referentes de derechos humanos, gremios y otros movimientos manifestaron su «más enérgico repudio a la campaña de desprestigio impulsada por el Grupo Clarín contra Susana Trimarco, una de las referentes más importantes a nivel internacional en la lucha contra la Trata de personas».

A través de una solicitada publicada ayer en los diarios Crónica y Página\12, entre otros, titulada «Todos buscamos a Marita Verón», Abuelas de Plaza de Mayo, H.I.J.O.S., Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Justicia Legítima, Hebe de Bonafini, Pablo Ferreyra y la Defensoría General de la Ciudad, entre otros firmantes, remarcaron que «es saludable que tanto el Estado Nacional como distintos Estados provinciales destinen fondos públicos al fortalecimiento de la tarea que la Fundación (María de los Angeles) lleva adelante en todo el país, rescatando y protegiendo a cientos de mujeres que se encuentran en la más extrema situación de vulnerabilidad: la esclavitud».

La semana pasada el conductor televisivo Jorge Lanata del grupo había puesto en duda la honestidad de Susana Trimarco cuando durante su programa radial se refirió a la ayuda que recibe la fundación.

Además, en este marco, señalaron que el «Grupo Clarín ha decidido llevarse por delante ya no sólo a las leyes y a las instituciones de la democracia, sino también a sus máximos referentes sociales» y que «al mismo tiempo que intenta desprestigiar el trabajo de la Fundación María de los Angeles, continúa publicando avisos de comercio sexual, incumpliendo el decreto 936\2011 que establece su prohibición».

«Por eso -concluye el texto- estamos convencidos de que es necesario decir basta contra los atropellos de quienes inspirados en proteger sus intereses económicos, no vacilan un instante en convertir el dolor más profundo de una madre en mercancía, ensuciando la pureza y la nobleza de la causa que Susana Trimarco lleva adelante desde su Fundación».