La macabra maniobra del empresario más poderoso de Mar del Plata

     

    El dueño de los principales medios de la ciudad y de otras varias empresas obligó a sus trabajadores a aceptar un recorte del 50% de sus sueldos.

    Florencio Aldrey Iglesias es uno de los empresarios más poderosos del país. El octogenario magnate es dueño del multimedio La Capital S.A. (diario La Capital de Mar del Plata, canal 2 de esa misma ciudad, radios LU6 y LU9, dos FM y hasta el diario La Prensa, en CABA). También del shopping Paseo Aldrey en MDQ y legendario Hotel Hermitage, además del NH City en la Ciudad de Buenos Aires.

    El empresario, que sabe acomodarse a la sombra del poder de turno en la provincia de Buenos Aires gobierne quien gobierne, reunió días atrás, en plena cuarentena, a un centenar de sus trabajadores y los presionó para que firmaran la reducción del 50% de sus sueldos. A algunos, incluso, los forzó a que se tomaran vacaciones.

    Por este motivo en estas horas peligra la situación laboral de más de 300 trabajadores residentes en la ciudad de Mar del Plata, alguna vez conocida como «La feliz», hoy sumergida en una crisis social y financiera incluso más compleja que la del promedio de las metrópolis argentinas.

    Según relató la periodista Melina Marchetti en su página personal, «bajo la amenaza tácita de comenzar con los despidos y con la crisis sanitaria como excusa, el gran dueño de Mar del Plata incumplió con la normativa que prohíbe este tipo de medidas y además expuso a todo su personal, juntando a 100 personas (todos del Paseo Aldrey) en un solo recinto, en plena cuarentena dispuesta por el gobierno como medida de prevención ante el coronavirus».

    La cronista indicó también (y lo confirmó ante Infonews), que la semana pasada algo similar ocurrió con los 231 «trabajadores y trabajadoras del multimedio La Capital S.A.». La maniobra para con ellos fue reducir los sueldos a la mitad durante los próximos dos meses.

    El punto es que los medios de la ciudad, salvo alguna contada excepción, hacen oídos sordos y ojos ciegos ante la contundencia de los señalamientos contra el empresario. «Hay mucho miedo, la situación es muy compleja», apuntó Marchetti a Infonews sobre la situación. «Los grandes medios no lo van a decir», agregó y remarcó que para ella «era una obligación darlo a conocer».

    La extorsión llevada adelante por Aldrey Iglesias consiste en obligar a aceptar el recorte o bien aplicar suspensiones por 75 días sin goce de sueldo para el 15% del personal.

    La situación que está ocurriendo en las firmas de este magnate marplatense se replican también en otros sectores de la ciudad, que parece estar montando una versión aggiornada a la crisis argentina de «Los juegos del hambre», pero con la firma siempre vigente de la clase empresaria local.

    DEJA UNA RESPUESTA