Piden a Casación bonaerense revisar la absolución de los acusados por el crimen de un policía

LANÚS- La familia del subcomisario Juan Carlos Klodczyk, asesinado durante una salidera bancaria en la localidad bonaerense de Remedios de Escalada en 2011, solicitó a la Cámara de Casación Penal platense la revisión inmediata las liberaciones de dos acusados por el crimen del policía dadas por un tribunal de Lomas de Zamora el año pasado, a los que lo benefició «la falta de pruebas».

La familia del subcomisario Juan Carlos Klodczyk, asesinado durante una salidera bancaria en la localidad bonaerense de Remedios de Escalada en 2011, solicitó al Tribunal de Casación Penal que revoque la absolución de dos acusados por el crimen del policía, dictada por un tribunal de Lomas de Zamora el año pasado.

Según fuentes de la causa, la familia del policía fue recibida por uno de los fiscales ante el Tribunal de Casación, Fernando Galán, a cargo de la revisión del recurso de apelación solicitado por la organización Madres del Dolor, que fue acompañado por la Unidad de Victimología del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, a cargo de Alberto Linares.

Sara Avallay, madre de Klodczyck, manifestó: «Estamos muy agradecidos como familia por la ayuda brindada por la ONG Madres del Dolor, por poder llevar adelante el pedido de justicia que tanto estamos solicitando».

Agregó que el fiscal se comprometió a analizar el caso y que si fuese necesario, solicitará un nuevo juicio oral para los hermanos Daniel y Adrián Vicente, quienes fueron absueltos por el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Lomas de Zamora, luego de que la fiscal del juicio, Marcela Dimundo, no acusara por considerar insuficientes las pruebas en su contra.

El subcomisario Klodczyk fue asesinado tras un robo ocurrido el mediodía del 12 de diciembre de 2011, cuando había acompañado a su tía Alicia a cobrar 12.000 pesos de una pensión y ambos fueron sorprendidos por delincuentes que lo asesinaron para el robar el dinero.

Ambos fueron interceptados por tres ladrones armados cuando se dirigían a almorzar a la parrilla «Diógenes», de Lanús, pero en la esquina de Esquiú y avenida Perón.

Mientras la tía, que llevaba el dinero, salió corriendo hacia la parrilla, el efectivo se resistió al robo y los delincuentes lo atacaron a balazos y lo remataron en el suelo.

En la huida, los delincuentes gritaron; «¡Lo pusimos…lo pusimos!», mientras reían a carcajadas.

En el juicio oral realizado a los hermanos Vicente, que fueron juzgados por «homicidio criminis causa», se consideró que no había pruebas suficientes en su contra y fueron absueltos.

Juan Carlos Klodczyk era sobrino del ex jefe de la policía bonaerense Pedro Anastasio Klodczyk, fallecido a causa de una enfermedad en 2000.

Al momento de su muerte, la víctima prestaba servicios en la comisaría séptima de Villa Industriales, en Lanús, y si bien en un principio se creyó que su asesinato podría haber estado relacionado con su trabajo o el de su tío, luego se descartó.