Fuertes controles de precios y de existencia de abastecimiento en medio de la pandemia

 

 

En medio de la emergencia por el coronavirus, el Gobierno dispuso una operación para controlar que los precios de una canasta de 304 productos esenciales, que incluyen alimentos y limpieza, se retrotraigan a los vigentes el 6 de marzo, y labró actas y clausuró comercios con irregularidades, todo con el apoyo de entidades de consumidores y empresas, que garantizaron el abastecimiento.

Más de 300 inspectores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la Secretaría de Comercio, que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo realizan fiscalizaciones conjuntas para verificar la existencia y el respeto de precios máximos de productos esenciales de prevención, higiene y alimentación.

En los operativos se clausuraron farmacias y se labraron actas por irregularidades en comercios e industrias, al constatar sobreprecios en el alcohol en gel y faltantes de artículos esenciales que habían sido denunciados por los consumidores.

Más de 100 farmacias y 50 autoservicios y supermercados fueron relevados en diferentes ciudades del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA), el interior de la provincia de Buenos Aires y el resto del país, informaron hoy a Télam fuentes de las reparticiones intervinientes.

Desde la semana pasada, el Ministerio de Desarrollo Productivo trabaja en forma coordinada con las provincias y los municipios para realizar fiscalizaciones tanto en materia de abastecimiento como de evolución de los precios, y recibe denuncias por correo electrónico a [email protected] o por Twitter @DNDConsumidor.

El presidente de Defensa de Usuarios y Consumidores (Deuco), Pedro Bussetti, respaldó la medida del Gobierno y recordó que lo vienen pidiendo «históricamente, no sólo a partir de esta coyuntura tan desfavorable para el mundo».

En declaraciones a Télam, Bussetti pidió «reforzar los controles estatales y ampliar la estructura de control para garantizar el cumplimiento de esta medida de la Secretaría de Comercio».

Por su parte, el secretario de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, se mostró a favor de las últimas medidas anunciadas por el Gobierno y afirmó que desde su sector se comprende «la necesidad de establecer precios máximos para evitar que algunos lucren con el temor de la población».

En diálogo con Télam, Grinman agregó que su sector «se está comportando correctamente», y resaltó la necesidad de «hacer un llamado a todos a obrar con especial responsabilidad en estos días, evitando subas injustificadas de precios».

En tanto, el titular de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba), Fabián Castillo, dijo que «la voluntad es de acatar la norma» que insta a retrotraer los precios a los existentes el 6 de marzo, aunque «hay un tema a resolver que es que hay casos puntuales, como el de las farmacias y perfumerías».

El dirigente empresario concluyó que «es fundamental mantener y promover la calma, ya que estamos trabajando para dar previsibilidad y contención frente a las situaciones que vayamos enfrentando, como institución cúpula con tantas industrias diferentes que albergamos».

Para el titular de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam), Alberto Guida, no habrá desabastecimiento, ya que «si bien hay algunos quiebres de inventario, se está trabajando y se irá corrigiendo», porque «a la medida hay que ponerla en práctica y retrotraer todo, nosotros y la industria».

En la misma línea se expresó el presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal) y vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, quien pidió que «la gente no vaya corriendo al supermercado, porque no hay ningún riesgo de desabastecimiento y las plantas están funcionando con normalidad».

Funes de Rioja destacó además los «acuerdos con los sindicatos de la alimentación para garantizar la producción» y la actitud del gremio «que está teniendo mucha responsabilidad en este momento, así que el primer testimonio de este día es satisfactorio y va a haber abastecimiento».

Finalmente, el presidente de la cadena mayorista Maxiconsumo, Víctor Fera, afirmó que «el abastecimiento de los productos básicos estará asegurado durante el cumplimiento de la medida de aislamiento obligatorio» y entendió que «no hay razones, habiendo bajado los precios de los commodities, para una suba de precios acá».

DEJA UNA RESPUESTA