Continúa la investigación tras la denuncia de abuso sexual en un boliche bailable en Villa Gesell

La víctima, de 20 años, aportó datos a la fiscal y ahora regresó a Córdoba con su familia. El local Pueblo Límite sigue abierto, hizo un descargo en Instagram y hay un masivo repudio en las redes. El rapero “Duki” también quedó en el ojo de la tormenta
Con un identikit y datos muy precisos, la justicia de Villa Gesell y la Policía Bonaerense despliegan por estas horas un fuerte operativo para capturar al autor del abuso de una joven cordobesa en el boliche Pueblo Límite. “Lo vamos a voltear”, dijeron fuentes de la búsqueda a este medio.
Mientras tanto, la mujer agredida ya regresó a su provincia con su familia. Antes, declaró frente a la fiscal Verónica Zamboni y aportó datos “muy particulares” –según admitió la funcionaria- para dibujar el rostro del atacante.
El agresor estuvo a punto ser capturado dentro del local bailable pero logró sortear del cerrojo que montaron los controladores y los uniformados cuando se enteraron. No ayudó que, cuando debieron suspender el recital del rapero “Duki”, se generaron incidentes y avalanchas.
La víctima estaba viendo el show en la parte VIP junto con sus amigos, donde una mesa puede alcanzar el valor de $15 mil. El presunto violador, que estaba vestido negro, no había pagado esa entrada pero habría tenido una pulsera para acceder allí.

Como informó ayer este portal, el hecho sucedió en el baño femenino de ese VIP. Ella intentó defenderse pero él la tomó por sorpresa, la golpeó, le tapó la boca y la penetró, según consta en el expediente. Sería un treintañero.
Justamente, Zamboni caratuló la causa como “abuso sexual con acceso carnal” tras escuchar a la denunciante, a quince personas más, ver los videos y analizar el parte del Hospital Municipal, donde fue atendida y revisada.
En tanto, Pueblo Limité emitió un comunicado en su cuenta de Instagram y recibió como respuesta un aluvión de repudios y reproches. El lugar abrió el viernes y el sábado. Desde la Comuna le dijeron a este medio que “estaba todo en regla” y que tenían facultades ni argumentos para una clausura.
“Desde el primer momento, y en la actualidad, nos encontramos trabajando en conjunto con las autoridades judiciales y policiales para el esclarecimiento total de los acontecido”, escribieron desde el perfil @pueblolimiteoficial
Otra polémica paralela se generó en torno a la figura de “Duki”, por el contenido de sus letras, al que acusan de sexista y misógino. Con apenas 22 años, tiene millones de seguidores en sus redes sociales y es el máximo exponente del trap en argentina, la vertiente más novedosa del rap.
La investigación fue iniciada el fiscal de turno Juan Pablo Calderón, de turno en Pinamar. Fue quien ordenó que se activara el protocolo de actuación previsto para estos casos. Las cámaras de seguridad interiores y exteriores de la confitería habrían aportado datos clave.

DEJA UNA RESPUESTA