Sabbatella: “Al arco opositor no se les cae una sola idea”

BUENOS AIRES- El titular de la AFSCA Martín Sabbatella expresó que «la derecha hubiese querido que el kirchnerismo no naciera» y que ahora «intenta clausurarlo definitivamente», pero sostuvo que «eso no va a pasar. El kirchnerismo llegó para quedarse.»

El referente de Nuevo Encuentro, en declaraciones a Tiempo Argentino, expresó además que al arco opositor en su conjunto “no se le cae una sola idea”.

Asimismo, Sabbatella indicó que la oposición está articulada por intereses corporativos e intentó siempre “dibujar una crisis ficticia”.

«Yo diría que está absolutamente desconcertada. Se preocupó por hacer creer que venían escenarios que nunca llegaron, hablando del fin de ciclo y la crisis terminal», señaló el titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual.

«La derecha hubiese querido que el kirchnerismo no naciera. Pero como nació, y se lo tiene que fumar, lo que intenta ahora es clausurarlo definitivamente. Pretenden que para ellos haya sido un mal trago de la historia, y para nosotros, algo que en un tiempo recordemos con nostalgia. Pero eso no va a pasar. El kirchnerismo llegó para quedarse», aseguró.

En referencia a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, Sabbatella subrayó que “la ley de medios es hija de este momento histórico” porque es fruto del aporte de organizaciones políticas, sociales, gremiales y académicas comprometidas con la transformación de la comunicación para hacerla popular, federal y democrática».

De esta manera, Sabbatella analizó que el mensaje es que la democracia esté pensada y ordenada en función de las necesidades de las mayorías.

“Son iniciativas que recuperan el valor de la política como una herramienta de cambio”, explicó.

Consultado sobre la identidad de Nuevo Encuentro y sobre lo que representa el kirchnerismo, Sabbatella indicó: “No hay nada más peronista que ser kirchnerista, porque el kirchnerismo es el peronismo del siglo XXI. Y no hay nada más de izquierda que ser K, porque a la izquierda del kirchnerismo y de Cristina está la pared.»