El policial romántico suma otra vuelta de rosca con «Noche y día junto a vos»

BUENOS AIRES- Romina Gaetani y Facundo Arana encabezan el elenco de la nueva ficción de Pol-ka “Noche y día junto a vos” (El Trece), un policial romántico, escrito por Marcos Osorio Vidal y Willy Van Broock, que se estrenó, generoso en escenas de acción, con destellos de humor capaces de aportar dinamismo a una trama, cuyas líneas principales recién pueden atisbarse.

Dos corridas dotadas de gran despliegue técnico inauguraron el capítulo, en escenas en paralelo que mostraron a Gaetani en medio de una explosión bajo tierra, mientras el galán se tiraba en paracaídas a cielo abierto.

Ambos universos contrastan aunque encierran puntos en común, casi como los corazones de los policías Vico Villa (Arana) y Paula Pico (Gaetani), la pareja protagónica que ayer delató cierta química, a fuerza de discusiones y malos entendidos entre ambos, un guiño al folletín clásico.

La tradición de la productora en concretar tiras de acción, “ Poliladron”, “099 Central” y “Sin Código”, entre otras, parece continuar en “Noche….”, aunque la Brigada 24, espacio de destierro para miembros de la fuerza policial que se apartaron de las reglas, donde confluyen las diversas historias resulta una novedad desde la narrativa.

Oscar Martínez compone a un comisario villano (Inchausti) y en relación al rol dijo a Télam, “el desafío es no caer en el estereotipo, en el cliché, hacerlo con rasgos perversos y seductores, porque esa clase de gente atrae, y no te das cuenta que están perjudicándote”.

El actor del filme “Relatos salvajes”, ayer cumplió con su premisa de maravillas, y dotó a su ´archimalvada´ criatura de una energía poderosa transmitida desde los gestos y las palabras, logrando junto a su pareja Martina (Eleonora Wexler), una dupla que promete intrigas y sentimientos encontrados.

La bella Wexler transita un personaje diferente a otros interpretados en la pantalla chica y logra conmover desde sus contradicciones, la emoción contenida en las miradas y una postura corporal de “muñeca brava” y frágil al mismo tiempo.

La troupe de policías que transcurre sus días con desidia en esa suerte de no lugar aporta humor y trabajos interesantes, como el realizado por Marina Bellati (Cisneros), una oficial a cargo de tareas administrativas, orgullosa de su pasado “en la Vucetich”, admiradora del jugador de fútbol “Garrafa Sánchez”, aunque condenada a buscar el archivo de “un mono que choreó un pasacasettes en el año 94”.

Los actores Gabriel Corrado, Favio Posca, Gabriel Goity – a cargo de una breve escena conmovedora- y los jóvenes Vicitorio D’Alessandro y Gastón Sofritti auguran aportes de matices y comicidad para la Brigada 24.

“No me importa que me comparen con ‘Grande Pa’, si me toca cuidar a esas tres hembras, más agua para mi caballo”, ironiza Arana acerca del rol de hermano mayor a cargo de sus bellas y rebeldes hermanas, Brenda Gandini, Manuela Pal y Candela Vetrano, en una realidad de orfandad compartida.

Los 43 minutos del primer envío resultaron escasos para desplegar la trama y por momentos las escenas de acción y las intrigas policiales parecían competir con la intimidad de las historias.

De todos modos, una confesión de último momento hecha por Inchasuti, aportó intensidad al revelar en forma tajante su paternidad -oculta- a una shockeada Martina, en medio de una escena potente.

Si Martina, tan recta y valiente es hija del malvado comisario, cómplice de una red de narcotraficantes investigados por la bella protagonista, los mundos antagónicos prometen enfrentarse.

La lucha entre la sangre, el amor y la codicia quedó ya establecida, sólo queda seguir convocando a los televidentes para que formen parte de esa contienda eterna, capaz de aportar la fuerza del culebrón al policial dirigido por Rodolfo Antúnez y Jorge Nisco.