Delincuente se suicidó de un tiro en la cabeza para no entregarse en Garín

ESCOBAR Un ladrón se suicidó de un tiro en la cabeza al verse rodeado por la Policía luego de robar un auto en la localidad bonaerense de Garín, partido de Escobar.
Fuentes policiales indicaron que el hecho se inició ayer al mediodía en la calle San Javier, donde un joven de 26 años iba en su auto Volkswagen Polo con un amigo, de 31, y fue interceptado por dos asaltantes a bordo de un Fiat Duna.
Las víctimas escaparon en medio de los disparos, pero fueron perseguidas hasta la casa del conductor del vehículo, en Fernández al 1100.
Allí, los jóvenes bajaron raudamente y se metieron en la vivienda, dejando el coche en marcha, que fue robado por los asaltantes.
Sin embargo, el hecho fue advertido por personal policial que intentó detener a los ladrones.
En calle Piedra Buena y Canal de Beagle, uno de ellos fue cercado por los agentes, a quienes primero les disparó sin herirlos y luego se suicidó de un tiro en la cabeza, según informaron fuentes policiales.
Se trata de Diego Gastón Acosta, alias «Anguila», quien contaba con antecedentes penales y se le incautó una pistola calibre 9 milímetros marca Browning, con pedido de secuestro.
Tomó intervención en el hecho la comisaría tercera de Escobar, donde se instruyeron actuaciones por «robo de automotor y suicidio»