Un día como hoy se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama

Es una enfermedad causada por la multiplicación anormal de las células de la mama que forman un tumor maligno.

Las células normales crecen y se dividen para formar nuevas células a medida que el cuerpo las necesita. Algunas veces este proceso se descontrola formando una masa de tejido que es lo que se conoce como tumor. Este tumor se puede desarrollar en distintas partes del tejido mamario.

El cáncer de mama en cifras en Argentina.

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por tumores en mujeres.

Se producen 5600 muertes por año por cáncer de mama.

Se estima que se producirán más de 19.000 nuevos casos por año, lo cual representa el 16,8% del total de incidencia de cáncer en Argentina.

Argentina, luego de Uruguay, es el país de América con la tasa de mortalidad más alta por cáncer de mama (con 19,9 y 22,7 defunciones cada 100.000 mujeres respectivamente). Mientras que Bolivia y Perú tienen las tasas más bajas (con 7,2 y 8,4 defunciones cada 100.000 mujeres respectivamente).

En el país se presenta una gran diferencia en la tasa de mortalidad entre diferentes provincias. Jujuy y Santiago del Estero están entre las que tienen un índice más bajo, mientras que San Luis y CABA son los lugares en donde se da una mayor mortalidad.

Las tasas de mortalidad por cáncer de mama más elevadas se dan entre los 50 (41,6 cada 100.000 mujeres) y los 80 años o más (215,8 cada 100.000 mujeres).

El cáncer de mama es el cáncer de mayor incidencia en mujeres, con una tasa de 71 casos por cada 100.000 mujeres.

Más del 75% de las mujeres con cáncer de mama no tienen ningún antecedente familiar de dicha enfermedad.

Para el cáncer de mama la detección temprana es fundamental, ya que los tumores de menos de 1 centímetro tienen hasta el 90% de probabilidades de curación.

1% de los cánceres de mama se presenta en hombres.

Los cánceres de mama pueden ser clasificados en 3 grandes grupos, según cuáles sean los factores más importantes que determinan su aparición: Esporádico, Familiar y Hereditario.

#1 -La gran mayoría de los casos (70-75%) son esporádicos y en general ocurren a edades mayores y en personas que no presentan antecedentes familiares. En los cánceres esporádicos, las alteraciones genéticas relacionadas con la carcinogénesis sólo están presentes en el tejido mamario afectado. La adquisición de estas mutaciones se produce por factores ambientales, del estilo de vida y por azar, lo que ocurre como parte del proceso normal de envejecimiento celular.

#2 En una menor proporción de casos, alrededor del 25-30%, se observa una predisposición familiar a desarrollar la enfermedad, esto significa que algunos factores genéticos débiles (no identificables), actuando en conjunto con el estilo de vida y el ambiente, hacen a los miembros de estas familias más susceptibles

Debe ser aplicada en estos casos una prevención empírica.

#3 El 5-10% de todos los casos de cáncer de mama se producen por mutaciones heredadas que se transmiten de padres a hijos y de generación en generación, originando los llamados Síndromes de Cáncer Hereditario.

En general, una mutación en un gen determinado aumenta el riesgo de aparición de más de un tumor, y es por esto que cada Síndrome posee un espectro de distintos tumores, sobre los que se focaliza la prevención.

En resumen el cáncer de mama no se contagia, no hay vacunas y se hereda poco. Solo existe la #DetecciónTemprana para liberarse de la enfermedad y mejorar la calidad de vida.

«La detección temprana del cáncer de mama ny el tratamiento oportuno y adecuado salva vidas.»

Los métodos para la evaluación de una anormalidad en la mama incluyen, además del examen físico realizado por un profesional entrenado, el examen por imagen y eventualmente la toma de una pequeña muestra de la lesión para poder determinar el origen de la misma. Estos procedimientos comprenden el triple diagnóstico y aportan en conjunto la mayor certeza  sobre si una lesión es benigna o maligna.

La prueba primaria de tamizaje para cáncer de mama es la mamografía bilateral con las dos incidencias convencionales, pero en algunas circunstancias puntuales pueden ser necesarias evaluaciones complementarias.

Ante una mamografía con una imagen sospechosa de cáncer o bien un examen físico con la detección de una lesión visible y/o palpable en la mama, se deberá proceder a tomar una muestra de la misma (biopsia) que permita definir la conducta terapéutica posterior (tratamiento).

La biopsia consiste en la extracción de células y tejidos para que un médico patólogo pueda observar y verificar bajo un microscopio, si hay signos de cáncer. Existen diferentes tipos de biopsias  y  la elección de cada una deberá ser individualizada.

Ante la confirmación de cáncer, se realizarán pruebas y estudios adicionales (los cuales pueden variar según la situación de cada paciente) para poder caracterizar el cáncer de mama y evaluar  su extensión.

La correcta evaluación diagnóstica posibilitará la elección de la mejor estrategia terapéutica.

Existen muchísimas posibilidades de análisis que acompañan el cuidado de las mamas. Si bien los análisis médicos pueden ser angustiantes (en especial, la espera de sus resultados), son esenciales para controlar y preservar la salud de las mamas y para proporcionarte un cuidado adecuado en caso de que desarrolles cáncer de mama.

La mayoría de los análisis relacionados con el cáncer de mama se clasifican en una o más de las siguientes categorías:

Análisis para detección: los análisis para detección (como la mamografía anual) se indican regularmente a las personas de apariencia saludable y sin indicios de padecer cáncer de mama. El objetivo es detectar el cáncer de mama en su etapa más temprana, antes de que se desarrolle cualquier síntoma, cuando la enfermedad es más fácil de tratar.

Pruebas diagnósticas: las pruebas diagnósticas (como las biopsias) se indican en personas con sospecha de cáncer de mama, tanto por los síntomas que experimentan o por el resultado de un análisis de detección. Estos análisis se utilizan para determinar si existe cáncer de mama y, en caso de que exista, para determinar si se extendió más allá de la mama. Las pruebas diagnósticas también se utilizan para reunir más información sobre el cáncer con el fin de orientar las decisiones relativas al tratamiento.

Pruebas de control: una vez que se diagnostica el cáncer de mama, se realizan numerosos análisis durante y después del tratamiento para controlar la eficacia de las terapias. Estas pruebas de control se pueden usar además para verificar si existen indicios de recurrencia. Más información

Diagnóstico

Cirugía

Nodulectomía: cirugía para extirpar el tumor (masa) y una pequeña cantidad de tejido normal alrededor de este.

Mastectomía parcial: cirugía para extirpar la parte de la mama

Mastectomía total: cirugía para extirpar la mama que tiene cáncer

Biopsia del ganglio linfático centinela seguida de cirugía

La biopsia del ganglio linfático centinela es un procedimiento para extraer el ganglio linfático centinela durante una cirugía. Este es el primer ganglio que recibe el drenaje linfático de un tumor. Es el primer ganglio linfático donde es posible que el cáncer se disemine desde el tumor. Se inyecta una sustancia radiactiva o un tinte azul cerca del tumor. La sustancia o el tinte fluyen a través de los conductos linfáticos hasta los ganglios linfáticos. Se extrae el primer ganglio que recibe la sustancia o el tinte. Un patólogo observa el tejido bajo un microscopio para verificar si hay células cancerosas. Cuando no se detectan células cancerosas, puede no ser necesario extraer más ganglios linfáticos. Después de la biopsia del ganglio linfático centinela, el cirujano extirpa el tumor

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento para el cáncer en el que se usan rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que crezcan

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento contra el cáncer en el que se usan medicamentos para interrumpir el crecimiento de las células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o impidiendo su multiplicación

Terapia con hormonas

La terapia con hormonas es un tratamiento para el cáncer por el que se extraen las hormonas o se bloquea su acción, y se impide el crecimiento de las células cancerosas.

Terapia biológica

La terapia biológica utiliza el cuerpo propio sistema inmune (los anticuerpos) para combatir las células de cáncer de mama, mientras que deja las células sanas no afectado.

Uno de estos anticuerpos es Herceptin, un anticuerpo monoclonal (sentido único) de anticuerpos. Un anticuerpo es una proteína producida por el propio sistema inmune del cuerpo. Pero Herceptin sólo puede funcionar si la mujer lleva el gen HER2 en las células tumorales. Alrededor del 25% de las pacientes con cáncer de mama llevar este gen y se consideran HER2 positivo.

Luego en la ducha coloca una mano en la nuca y con la mano libre palpa toda la mama y axila con la yema de los dedos: índice, mayor y anular haciendo movimientos circulares desde el pezón hacia fuera, de afuera hacia adentro; movimientos verticales y horizontales por la mama y axila (de arriba hacia abajo, de abajo hacia arriba, de un lado hacia el otro).

Repetir lo mismo con la mano contralateral y también hacerlo acostada.

Cualquier irregularidad NO SIGNIFICA TENER CÁNCER DE MAMA, puede ser una LESIÓN BENIGNA.

Tratamiento

Se trata de una enfermedad que afecta mayoritariamente a mujeres de entre 45 y 70 años de edad, sobre la cual se desconocen cuáles son los causantes aunque se reconocen algunos factores que aumentan el riesgo de enfermar:

> Ser mayor de 50 años

> Antecedentes personales de cáncer de mama o de enfermedad benigna (no cancerosa) de mama.

> Antecedentes familiares de cáncer de mama.

> Tratamiento con radioterapia dirigida a la mama o el pecho.

> Tratamiento con  hormonas, como estrógeno y progesterona.

> Menstruación a edad temprana.

> Edad avanzada en el momento del primer parto o nunca haber tenido hijos.

> Otros factores que aumentan las posibilidades de tener cáncer de mama y sobre los cuales se puede intervenir son:  el sobrepeso, el sedentarismo, el tabaquismo, el consumo de alcohol en proporciones mayores a las recomendadas.

El cáncer hereditario representa alrededor del 5-10% de todos los casos de cáncer de mama.

Algunos genes mutados relacionados con éste tipo de cáncer son más comunes en ciertos grupos étnicos.

Los dos genes mejor caracterizados son los llamados BRCA1 y BRCA2, cuyas mutaciones confieren un riesgo aumentado de tener cáncer de mama y otros tumores en edades especialmente jóvenes.

Fuentes: www.msal.gov.ar/  INC (Instituto Nacional de Cáncer)

Detección temprana

“La detección temprana del cáncer de mama

y el tratamiento oportuno y adecuado, salvan vidas”

 

  • La detección temprana favorece el pronóstico y la recuperación.
  • Una de cada ocho mujeres está en riesgo de tener cáncer de mama a lo largo de su vida.
  • En Argentina se detectan alrededor de 19.000 casos anuales.
  • Primera causa de muerte, por cáncer, en la mujer adulta.
  • El hombre también puede sufrir cáncer de mama pero en un porcentaje muy bajo.
  • En Argentina se producen alrededor de 5.600 muertes anuales.

 

Te invitamos a que leas las siguientes sugerencias:

1 / Consulta anualmente al médico clínico y ginecólogo

Ellos te revisarán y te enviarán a realizar estudios para saber cómo está tu cuerpo.

Para ello, deberás hacerte estudios clínicos (laboratorios y radiografìas de tórax) y ginecológicos (colposcopia, papanicolaou, ecografías de mama y transvaginal y mamografía) todos estudios se indican de acuerdo a las edades.

¿Qué es una mamografía?

Una mamografía es una radiografía de la mama que utiliza bajas dosis de radiación.

¿Cómo se realiza?

Se realiza en un equipo llamado mamógrafo, donde se coloca la mama y se realiza una compresión para homogeneizar el tejido interno y reducir el espesor de la misma. Se realizan dos mamografías por cada mama y 4 en el caso de las mujeres con implantes.

¿Cuándo se indica?

La mamografía de control se realiza a partir de los 40 años en forma anual. En caso de antecedentes familiares de cáncer de mama el médico indicará cuándo comenzar con este tipo de estudio.

¿Para qué sirve?

Está demostrado que la mamografía tiene una alta sensibilidad para detectar lesiones pequeñas (nódulos, distorsiones o microcalcificaciones), que pueden ser cáncer, mucho antes que el médico o la paciente pueda tocarla o ver alguna alteración morfológica en su mama.

¿Qué preparación se requiere?

– No usar talco, crema o desodorante el día del estudio.

– Hay mujeres que tienen mucho dolor durante el período premenstrual, es recomendable que este tipo de mujeres realicen el estudio fuera de ese período debido a que la compresión puede molestar y ocasionar movimientos involuntarios que obliguen a repetir el estudio.

– Es importante que no te retires del centro médico sin que el personal te lo indique, debido a que hay situaciones en las que hay que repetir alguna incidencia.

– El estudio solo se realiza con orden médica.

2 / Realiza periódicamente el autoexamen mamario

Es importante realizarlo un vez por mes, a partir de los 20 años.

El objetivo de este examen manual es que conozcas cómo son tus mamas. Cada mujer tiene diferente densidad y distribución del tejido y conocerlo ayuda a que puedas detectar alguna irregularidad antes de que se cumpla tu control anual. Si detectas algo es importante que visites a tu ginecólogo/a.

¿Cuando realizarlo?

Una semana después del ciclo menstrual (cuando hayan desaparecido las inflamaciones propias del periodo menstrual que puedan simular o esconder alguna lesión).

En el caso de mujeres post-menopáusicas o sin menstruación deben elegir un día y repetirlo todos los meses.

¿Cómo hacerlo?

Parada frente al espejo con los brazos al costado del cuerpo, luego con las manos en la nuca y con las manos en la cintura para detectar diferencias en el tamaño, forma, contorno, hundimientos del pezón o cambios de color en la piel.

DEJA UNA RESPUESTA