Ley para que las embarazadas viajen gratis a realizarse controles

LA PLATA-  La Cámara de Senadores bonaerense convirtió  en ley un proyecto que habilita a las embarazadas a hacer uso de dos pasajes gratuitos en líneas de transporte público para poder realizarse controles sanitarios durante la etapa de gestación.

La iniciativa, del diputado Juan De Jesús, prevé que el ministerio de Infraestructura provincial otorgue los «pases libres» a las beneficiarias y limite «a un pasaje de ida y un pasaje de vuelta por mes» para que la embarazada «realice sus controles periódicos».

El beneficio alcanzará a las líneas urbanas e interurbanas de transporte público de pasajeros de jurisdicción provincial, se extenderá durante la totalidad del período gestacional y los tres meses posteriores al nacimiento del bebé.

La ley, que había sido aprobada el año pasado en Diputados, establece que el ministerio de Salud bonaerense será el organismo que «determinará la documentación válida que acredite el estado de la mujer que se considera con derecho al beneficio».

De Jesús señaló que con la sanción de esta nueva norma se está «materializando el derecho a la salud pública que está consagrado en la Constitución» y aclaró que esta prerrogativa «tiene que ver con una agenda de derechos que promueve el cuidado de la salud para las madres de la provincia».

También se convirtió en ley una iniciativa para que Directores de hospitales denuncien los nacimientos prematuros.

El proyecto presentado por la legisladora del bloque oficialista Graciela Rego, obliga a los directores de los hospitales y centros de atención de salud a efectuar la denuncia sobre los nacimientos de niños con bajo peso y los casos de prematurez que se produzcan las dependencias a su cargo.

El Poder Ejecutivo será el encargado de arbitrar los programas necesarios para el seguimiento, contención y atención de los niños.

«Los recién nacidos con bajo peso representan un alto porcentaje de la tasa de mortalidad infantil, por lo que se debe extremar las medidas para eliminar esta situación», fundamentó la senadora Rego.

Sostuvo que «la denuncia por sí sola no erradica las consecuencias posteriores al nacimiento, pero sí le permite al Estado tomar conocimiento e individualizar los casos para aplicar las políticas públicas correspondientes».

«En distintos países se ha demostrado que aquellos recién nacidos, que recibieron complemento de hierro y zinc a la par del amamantamiento materno, han superado con satisfacción los efectos nocivos de los nacimientos de bajo peso», explicó la legislatura.