Zaffaroni analizó la causa de los cuadernos, la figura de los arrepentidos y la situación social

El exmagistrado de la Corte Suprema recordó de dónde viene la figura del arrepentido y dejó en claro que «cuanto más delincuente es el sujeto, más puede beneficiarse» con la maniobra de declararse «arrepentido»

Eugenio Zaffaroni opinó  acerca de la herramienta con la que el juez Claudio Bonadio eligió acoger a varios de los empresarios relacionados a un entramado de pago de coimas en la obra pública.

Además de explicar claramente que se trata de una ley en beneficio de los grandes delincuentes, descartó que sea un arrepentimiento y configuró esta auto defensa como la mejor alternativa para un «psicópata», ya que no tiene solidaridad con sus compinches.

El juez retirado agregó que en el caso de los cuadernos de Bonadio, lo que sucede con los arrepentidos ni siquiera es una negociación, sino que existe una amenaza concreta en cuanto a la prisión preventiva efectiva.

En relación a la situación social  Zaffaroni, manifestó su preocupación por la represión que podría desatar el Gobierno sobre quienes protestan contra el ajuste.

«Tengo miedo que haya muertos, que si la situación se pone más extrema, haya una reacción por parte de este poder», alertó el ex juez.

También  dijo que «tenemos que hacer todos los esfuerzos para evitarlo (que haya víctimas). Todo se puede arreglar, pero si hay muertos no se pueden resucitar», señaló sin rodeos.

«En estos momentos de colapso, que tengan cuidado los pibes, no entren en preocupaciones», sugirió.

Asimismo Zaffaroni comparó la causa de los cuadernos del chofer Oscar Centeno y la persecución judicial a la ex presidenta Cristina Kirchner con la Guerra de Malvinas, utilizada por la última dictadura militar para tapar la crisis social y los crímenes de lesa humanidad que llevaban a cabo en los ’70.

El jurista advirtió que la causa de las fotocopias del cuaderno “es de una desprolijidad bastante grande y lleno de nulidad” y recriminó que “¿cómo alguien a esta altura del siglo XXI puede creer que millones de dólares pueden estar enterrados o encerrados en una cámara?”

Además, apuntó que “lo del arrepentido es inconstitucional”, figura a la cual se acogieron los empresarios que fueron nombrados en los cuadernos, al subrayar que “no hay ningún arrepentido, sino que es alguien que negocia su impunidad y en este caso es un sujeto amenazado con la prisión preventiva”.

Ante este contexto de persecución judicial, Zaffaroni advirtió: “Todo esto son las Malvinas de Macri. Es un momento en el que se produce una crisis económica, que estamos en un programa de endeudamiento veloz, los dólares se fugan y se acabó el financiamiento externo. Esto lo hemos vivido en el ‘82, en el 2001. Ya sabemos lo que pasa, se hacen cosas para distraer y esto distrae la atención. En fin, se repiten historias”.

“La dictadura hizo Malvinas y cuántos muertos nos costó. El procedimiento económico fue el mismo que el de ahora, solo que ahora es más veloz y en dos años se votó el crédito y se endeudó el país”, arremetió.

Por otra parte, el jurista instó a que se lleve a cabo “una reestructuración del Poder Judicial que se puede hacer reestructurando la Corte Suprema de Justicia aumentando su estructura y haciéndola más realista, aumentando el número de Ministerios de la Corte, dividiendo en salas para resolver las causad de arbitrariedad” y apostó a que “se piense una nueva Constitución”.

DEJA UNA RESPUESTA