Detuvieron al «Narigón», el quinto sospechoso por la desaparición de Melina

 

SAN MARTÍN- Un joven apodado «Narigón» fue detenido en Pablo Podestá y es el quinto sospechoso apresado en el marco de la causa que investiga la desaparición de Melina Romero, la adolescente que desapareció hace 26 días tras festejar su cumpleaños en un boliche de San Martín.

La detención se concretó en las últimas horas, cuando el sospechoso caminaba por una calle de esa localidad del partido de Tres de Febrero, y en su poder se le secuestró un revólver calibre 38.

Se trata de un joven de 18 años identificado por la policía como Elías Fernández, alias «El Narigón», quien estaba siendo buscado desde la semana pasada por los investigadores ante la sospecha de que también participó de la «fiesta» en la que supuestamente asesinaron a golpes a Melina.

El joven fue apresado por personal policial, que esta mañana lo trasladó a la fiscalía de San Martín donde será indagado por la fiscal María Fernanda Billone.

Por el hecho, también se encuentran detenidos otros dos menores de edad y dos mayores: Joel Fernández, alias «Chavo» o «Chavito», de 18 años, y Javier Rodríguez, alias «El Pelado», de 44 años. Todos ellos están acusados del delito de «homicidio agravado por violencia de género y el concurso premeditado de dos o más personas».

Al haber menores involucrados en el hecho, por el momento participan dos fiscales en la investigación: Billone en el caso de los mayores y Fabián Hualde, del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil de San Martín.

Precisamente, cerca de las 13 está previsto que se realice una rueda de reconocimiento de la que participará una testigo que dijo haber participado de la «fiesta» en la que asesinaron a Melina y dio los nombres de los dos menores de edad y de uno de los mayores detenidos.

Por otra parte, policías de la provincia y buzos tácticos continuaban esta mañana con el rastrillaje en proximidades del arroyo Morón en busca de rastros de la adolescente desaparecida.

Melina (17) fue vista con vida por última vez alrededor de las 6.46 del domingo 24 de agosto pasado, cuando se retiró junto a tres o cuatro muchachos del boliche «Chankanab», ubicado en avenida Juan Domingo Perón 3347, de San Martín, y nunca regresó a su casa.

Los investigadores sospechan que la adolescente fue llevada por esos jóvenes a una casa sobre la calle Presidente Perón al 8800, de Pablo Podestá, propiedad de «El Pelado» Rodríguez, donde se realizó una fiesta de sexo, drogas y alcohol.

De acuerdo al relato de la testigo que declaró ante la fiscal Billone, tras matarla, los homicidas la arrojaron en una bolsa en el arroyo Morón, en la zona de Hurlingham.