Perdió un embarazo de cinco meses tras ser golpeada a culatazos durante un asalto

Una joven de 22 años perdió en las últimas horas un embarazo de cinco meses de gestación luego de que la semana pasada fuera golpeada a culatazos y su madre baleada en un tobillo cuando delincuentes le robaron el auto en la localidad bonaerense de Isidro Casanova

Se trata de Nadia Riveros, quien el miércoles último sufrió un asalto cuando se iba a dirigir al hospital Paroissien junto a su tío y su madre para un control del embarazo que cursaba, y fueron asaltados por tres delincuentes armados que los amenazaron, los golpearon, los balearon y les robaron el auto.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el fiscal Gastón Bianchi, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial La Matanza, dispuso una serie de procedimientos para intentar hallar a los delincuentes que participaron del hecho y, en las próximas horas, recibirá la historia clínica de la joven para ver cómo fue la atención que recibió la víctima en el centro asistencial.

«Con ese informe se determinarán cuáles fueron las causales de la pérdida del embarazo», precisó un vocero encargado de la investigación.

Además, el representante del Ministerio Público dispuso una serie de medidas tendientes a identificar a los delincuentes que atacaron a Nadia, en base a algunas pistas que surgieron en las últimas horas.

El hecho se registró cerca de las 20.40 del miércoles 12 de agosto en la esquina de las calles Castañón y Concejal Luis Alberto Settino, en Isidro Casanova.

«Llamé a un remís, pero como tenían unos 40 minutos de demora le pedí a mi mamá que viniera para que me llevara porque me dolía mucho la panza», contó la chica a la prensa.

Nadia salió de la casa y mientras sus familiares la esperaban en el auto aparecieron corriendo tres delincuentes y los interceptaron para robar el vehículo.

«Estaban armados y cuando vi que se acercaron a mi tío, que estaba del lado del conductor, pensé que le iban a hacer algo a él y le pego dos patadas en la cara e intento que se le caiga el arma, entonces ahí como que se calentó y empezó a tirar tiros», relató.

La joven añadió que el delincuente le tiró un disparo en la pierna a su madre y a ella le empezó a pegar culatazos en la cabeza.

«No me di cuenta que me pegó y cuando siento todo caliente, me miro y estaba chorreando sangre que no paraba», afirmó Nadia, quien añadió: «Por suerte el disparo a mi mamá no le tocó ningún hueso».

Los asaltantes huyeron con el auto del tío que luego apareció abandonado en el barrio Villegas.

En tanto, la joven, su madre y su tío fueron trasladados a un centro asistencial como consecuencia de las distintas heridas.

Según las fuentes de la investigación, Nadia fue dada de alta, pero en las últimas horas de ayer se descompuso y esta mañana se confirmó que había perdido el embarazo.

DEJA UNA RESPUESTA