Cristina en Ensenada: “Si nos dividen, estamos perdidos”

ENSENADA- (Foto Eva Cabrera)  Ante una multitud, la ex presidenta encabezó un acto desde la localidad bonaerense de Ensenada, donde se refirió a su rol al señalar que quiere ser una militante más. Además, pidió unidad del peronismo y del movimiento obrero «frente a los momentos difíciles que vive el país».

«No quiero que me digan ‘Cristina conducción’ sino ‘Cristina militante’ junto a cada uno de ustedes. Son momentos difíciles para el pueblo, pero quiero decirles que cuando vienen a arrebatarnos las conquistas y derechos, los argentinos tenemos dos opciones: nos subimos al auto de la autocompasión, donde no se puede nada, o nos subimos al auto del autoconvencimiento, de que todo se puede», afirmó la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en un discurso ante una multitud.

La ex jefa de Estado encabezó un acto en el barrio Mosconi de la localidad bonaerense de Ensenada, junto al intendente Mario Secco, donde recorrió la cooperativa de servicios “Futuro Ensenadense”, un emprendimiento barrial que surgió en 2007 con tareas de desmalezamiento y que a través de cursos de capacitación hoy presta servicios de albañilería, herrería, pintura, electricidad, jardinería, carpintería, fabricación de cercos y bloques de hormigón.

«Muchos creyeron que pudieron abrir sus comercios porque era producto de su esfuerzo. Y una parte es cierta, porque sin el esfuerzo personal es imposible avanzar, pero ¿cuántos años estuvieron esforzándose los argentinos? Antes no eran vagos. Eran los mismos argentinos, que cuando pudieron demostrar que si el Estado los apoyaba podían estudiar, abrir comercios, tener una fábrica, entonces lo hacían», sostuvo la ex mandataria.

En ese sentido, instó a que «nadie los convenza de que no les correspondía esa jubilación que cobraron, que esa computadora que su hijo recibió en el colegio era un privilegio o que a los obreros les regalaron ese puesto de trabajo» y añadió que «deben saber que todas esas cosas son a las que tienen derecho por ser ciudadanos» ya que «hay que tener derecho a tener salud, educación, salud y progreso».

CFK remarcó la necesidad de la búsqueda de la unidad: «Quiero ganar el tiempo hablando con ustedes y explicando lo que creo que tienen que hacer todos. Primero, unidad. Porque mis queridos compatriotas, con las cosas que están pasando, con esta inflación que se disparó, con la inseguridad, el tarifazo, también con la generación de un Estado policial que persigue a los militantes políticos». Además, pidió a los trabajadores y jóvenes obreros «que se incorporen a la militancia sindical» porque, dijo, «sobre ellos están yendo con un proyecto de precarización laboral para reducir aún más los salarios».

En esa línea, destacó que «la idea es incluir, unir, juntar porque sin la unidad de los trabajadores, estudiantes, docentes, comerciantes y empresarios es imposible avanzar». «Si nos dividen, estamos perdidos», señaló, y reiteró que cuando hace alusión a «‘Cristina militante’, es junto a ustedes, en cada universidad, en cada colegio, en cada comercio, en asociaciones para que no les apliquen tarifas que no podrá pagar».

La ex presidenta expresó que no deseaba «perder el tiempo hablando mal de nadie» y recordó las agresiones a diversos espacios polìticos: «Hoy me hablaban de bomba molotov contra compañeros de Juventud. O lo que paso en marzo cuando un francotirador que casi mata a dos compañeros. Nosotros tenemos que ser hoy mejores que nunca».

«Nosotros tenemos que ser mejores que nunca. Que el odio y la violencia en los demás no nos contagien. Tenemos que ser buenos y maduros porque nos van a provocar. Yo vengo a ganar tiempo hablando de las cosas buenas que todavía faltan hacer en nuestro país y de cómo podemos hacerlas», consideró finalmente.

Antes del acto, la ex mandataria recibió al abogado Mariano Lovelli, presidente del centro de estudios CEPIS, la ONG que presentó el amparo por el tarifazo del gas.

CFK estuvo acompañada por el ex titular de la AFSCA, Martín Sabbatella; los diputados nacionales Andrés «Cuervo» Larroque, Eduardo «Wado» De Pedro y Carlos Castagnetto; y el dirigente radical Leopoldo Moreau.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA