Bibliotecas itinerantes buscan incentivar la literatura en los más chicos

LA PLATA-  A partir de un proyecto del Centro de Documentación e Información Educativa, las bibliotecas se trasladan a las escuelas con una propuesta novedosa. Lluvia de poesías, susurradores y karaoke de María Elena Walsh llaman la atención de los chicos durante el recreo.

Promover la lectura en los más chicos y buscar su apasionamiento por la poesía quizás sea una de las premisas más complicadas en estos tiempos en el ámbito educativo, por eso las “Bibliotecas Itinerantes”, que se están llevando a cabo en los distritos de General Pueyrredón y Mar Chiquita, comienzan a echar por tierra la idea de que sólo la tecnología es la que conmueve a las nuevas generaciones.

“La iniciativa consiste en llevar material con la temática de la poesía, ambientar el patio del colegio y sorprender a los chicos cuando salen al recreo”, comentó a BA Noticias, Rosa Rodriguez, representante del Centro de Documentación e Información Educativa (CENDIE) en la localidad de General Pueyrredón.

En ese sentido manifestó que la idea surgió “a partir de la visita al encuentro de la palabra llevado a cabo en Tecnópolis y de la conferencia de Ana Siro sobre el tema de la poseía”.

De este modo las bibliotecas buscan el interés de los más chicos a partir de estaciones didácticas en donde se aborda la poesía y el arte de diferentes modos como la lluvia de poesías, que cuelgan de los techos, susurradores, adivinanzas y hasta karaoke con canciones de María Elena Walsh.

La práctica también busca la reproducción entre “maestros y auxiliares” explica Rosa, ya que “el docente es una parte activa de este proyecto porque se conmueve de ver que con material tan fácil de realizar se enganchan y ellas a su vez también”.

El proyecto ha tenido su prueba en dos establecimientos educativos de Mar del Plata “con grandes resultados” detalló Rodríguez  y una experiencia en Mar Chiquita a partir de la obra de Julio Cortázar.