Santa Fe: niña de 6 años cuenta como su papá mató a su pareja

Una joven de 26 años fue asesinada hoy de una puñalada en su casa de la ciudad de Santa Fe y por el femicidio detuvieron a su pareja, que declaró que cuando él llegó a la escena del crimen encontró a la mujer herida

El hecho ocurrió en las últimas horas cuando la víctima, identificada por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) como Gisela Fiamaca (26), fue ingresada al hospital José María Cullen de la capital santafesina con una herida de arma blanca.

Según las fuentes judiciales, la joven presentaba una puñalada en la parte izquierda del tórax y fue intervenida quirúrgicamente, aunque murió minutos después

De acuerdo a lo reconstruido luego por los pesquisas, la joven había sido trasladada hasta el hospital por un tío, a bordo de un auto particular, luego de que el hombre, de 44 años, fue alertado de lo sucedido por la pareja de su sobrina.

Las fuentes señalaron que en las últimas horas se recabaron testimonios que refirieron que escucharon a la víctima pedir a los gritos que no la dejaran morir.

Los voceros indicaron que la mujer fue apuñalada en su casa situada en su casa de Pasaje Quiroga y calle Tucumán, en barrio Santa Rosa de Lima, adonde su pareja dijo arribar alrededor de las 4, cuando la encontró malherida e inconsciente.

Sin embargo, el relato de la pareja, identificado como G.P.L. (30), no convenció a la fiscal Cristina Ferraro, quien dispuso su detención.

A su vez, en la escena del crimen los peritos secuestraron una sábana que estaba puesta en la cama donde presuntamente fue atacada la mujer y sus ropas, aunque hasta esta tarde no se había hallado el arma homicida.

Por su parte, Andrea Fiamaca, hermana de Gisela, afirmó esta tarde en declaraciones a Aire de Santa Fe que la joven asesinada sufría violencia de género por parte de su pareja, ahora detenida; aunque la víctima no lo había denunciado.

«Estoy destrozado. Por favor. que él diga la verdad, qué el le arrebató la vida, que su hija de seis años lo vio», dijo la mujer entre lágrima.

Andrea aseguró que esta niña fue testigo presencial del femicidio y que ahora está a su cuidado, al igual que otro hijo varón del acusado y la beba de dos años que su hermana tenía con él: «La nena sabe toda la verdad y nos contó a nosotros.»

«A mi tío él le dijo que ella estaba descompuesta y la envolvió en una sábana», recordó la mujer, quien detalló que su hermana estaba en pareja con el sospechoso hace unos cuatro años.

Según Andrea, el acusado «siempre le pegaba» a su hermana y que la madre de Gisela le decía que lo dejara.

«Mi hermana era muy buena, le criaba los hijos de él», añadió.

 

DEJA UNA RESPUESTA