Estela Díaz participó de la reunión del Consejo del Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva

 

La Ministra destacó que la primera resolución del Ministerio fue en conjunto con el Ministerio de Salud, sobre la adopción  de la Guía ILE nacional en la provincia de Buenos Aires:”Se está trabajando en una mesa conjunta para superar obstáculos, que sabemos que existen con los efectores de salud en distintas regiones. Claramente, además de la fuerte voluntad política del Ministerio de la Nación, hoy contamos con redes muy potentes para dar respuesta. Quiero destacar la importancia del 0800 222 3444, que es una herramienta accesible y que da un enorme recurso para responder, desde la gestión a problemas y obstáculos por la falta de acceso”.

Silvina Ramos, Coordinadora del  Plan Nacional ENIA (Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia), destacó el pasaje al Ministerio de Salud, lo que “puso en agenda y priorizó dentro de la gestión del Ministerio: la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y nos permite dialogar en otra posición con las provincias”. Realizó un estado de situación, detallando las cuatro líneas de acción: acceso efectivo a métodos anticonceptivos, acceso a la interrupción legal del embarazo, prevención del abuso a niñas, niños y adolescentes y derechos sexuales y reproductivos para personas con discapacidad. Se presentó un informe sobre las compras realizadas y programadas y se destacó la asistencia técnica con el Fondo de Naciones Unidas, para abordar la estructura de la canasta por regiones.

Las distintas exposiciones, de profesionales de la salud, autoridades sanitarias y equipos técnicos, gubernamentales, de organismos de la sociedad civil y de organismos multilaterales, se refirieron a la situación en las distintas provincias, a los efectos de la pandemia en la posibilidad del acceso a la salud sexual y reproductiva por el impacto del aumento de la pobreza y la desocupación y la preocupación ante el retroceso en materia de derechos en organismos internacionales. Se repasaron las distintas dificultades y los avances. También hicieron hincapié en las nuevas posibilidades que surgen ante las articulaciones con los flamantes ministerios de las mujeres .

En relación a los planes nacionales y las autonomías provinciales, de quienes dependen los efectores de salud, la Ministra Estela Díaz señaló: “El estado ha firmado tratados de Derechos Humanos, tiene legislación en la materia y ha tenido condenas por el no cumplimiento de distintas recomendaciones. Si bien los efectores son provinciales, el trabajo del Consejo junto al Programa y la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva,  puede ser una oportunidad para dar una vuelta en cuanto al alcance y a las garantías de los derechos sexuales y reproductivos y el acceso a métodos y servicios”.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA