Ghi, Sabbatella, Garzón y Víctor Hugo en la Casa de la Memoria y la Vida

MORON – El intendente, Lucas Ghi junto al titular de la AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) Martín Sabbatella estuvo presente en la charla abierta que brindó el Dr. Baltasar Garzón sobre “Integración regional y Derechos Humanos. El rol de la justicia” y que contó con la participación del periodista Víctor Hugo Morales. El encuentro, que convocó a un gran número de vecinos que se acercaron a escuchar la exposición, se realizó en el marco de las actividades que organizó el Municipio por el 13º aniversario de la Casa de la Memoria y la Vida.

“Ninguna democracia se quiebra porque se aplique la justicia”, señaló el Dr. Garzón, quien elogió la política de Derechos Humanos de la Argentina vinculada al avance de los juicios contra quienes cometieron delitos de lesa humanidad durante la última dictadura.

Previamente Ghi, Sabbatella, Garzón y Morales recorrieron las instalaciones del Espacio Mansión Seré Centro de Investigación e Interpretación de Nuestra Historia Reciente que fue inaugurado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en marzo de este año en el marco del 37º aniversario del Golpe de Estado. El mismo es el resultado del proyecto de recuperación y preservación arqueológica del lugar donde funcionó el centro clandestino de detención y torturas conocido como “Mansión Seré” durante la última dictadura militar y donde desde 2000 funciona la Casa de la Memoria y la Vida y la Dirección de Derechos Humanos del Municipio.

El Dr. Baltasar Garzón es un representante emblemático de la lucha contra el terrorismo y los crímenes de lesa humanidad. Actualmente preside el Consejo de Administración del Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (CIPDH) de la UNESCO, desde donde fomenta y promueve la educación por y para la memoria.

La Casa de la Memoria y la Vida fue fundada por el ex intendente de Morón Martín Sabbatella el 1º de julio de 2000 con el propósito de contribuir en la búsqueda de la verdad y la justicia, promover la memoria colectiva sobre la historia reciente y generar un espacio de participación y diálogo en torno a los derechos humanos. Es el primer espacio latinoamericano dedicado a recuperar y ejercitar la memoria colectiva, ubicado en el mismo predio donde funcionó el centro clandestino de detención y torturas conocido como “Mansión Seré” durante la última dictadura.

Allí existe una biblioteca de consulta permanente y se realizan talleres y charlas que convocan a la comunidad, a organismos, instituciones, intelectuales y personalidades de la cultura. Cientos de vecinos y vecinas participan cada mes, miles de jóvenes forman parte del festival cultural La Minga, alrededor de 800 estudiantes asisten por mes a talleres dónde se debate y reflexiona sobre derechos humanos y medio millón de personas transitan por año el lugar para hacer deportes y disfrutar de recitales, festivales y actividades artísticas y culturales. Además se ofrece asesoramiento jurídico gratuito para casos referidos a vulneraciones de derechos humanos, entre otras acciones.