La Plata sube impuestos a 57 grandes comercios

    LA PLATA – Concejales de La Plata comenzaron a debatir un proyecto de ley que apunta a crear un fondo especial de ayuda para las familias de las víctimas fatales de la inundación que azotó la ciudad el pasado 2 de abril.

    El fondo se nutrirá de la aplicación de una sobrealícuota de hasta dos puntos porcentuales en la tasa de seguridad e higiene que pagan 57 grandes comercios e industrias, e incluirá además a los bancos que tributan por la actividad de «servicios de la banca minorista».

    Pero, además, ese fondo -según el proyecto- se integrará con un incremento del 50% en los derechos que pagan las antenas de telecomunicaciones.

    Las precisiones fueron brindadas por los directivos de la Agencia Platense de Recaudación (APR), Alejandro Barbieri y Sebastián Canavese, durante una reunión con concejales de la Comisión de Hacienda.

    En el encuentro -afirman fuentes platenses- se explicó que los recursos que se reúnan para el fondo serán destinados «prioritariamente a una ayuda económica directa», que se materializará en un subsidio especial por cada víctima fatal que dejó el temporal, identificada en el listado oficial emitido por el Gobierno de Daniel Scioli.

    De acuerdo con el proyecto impulsado por el intendente Pablo Bruera, el monto final de la asistencia económica que recibirá cada familia dependerá del total de lo recaudado y de la cifra oficial final de fallecidos.

    Además, el Concejo Deliberante analiza la presentación del presidente del bloque FpV-Nacional y Popular, Sebastián Tangorra, que propone implementar un programa de asistencia económica para el personal municipal afectado por el temporal, mediante la donación del 30% de las dietas de los concejales y funcionarios municipales.

    En paralelo, ingresó ayer en el Senado provincial un proyecto de los legisladores Luciano Martini, Gustavo Oliva y Emilio López Muntaner (FpV), que impulsa la declaración de la capital como zona de desastre y en estado de emergencia económica, social, sanitaria y productiva por 180 días.

    El texto -que será tratado en la próxima sesión- propone eximir a los damnificados por el temporal del pago de los impuestos provinciales.