Familiares de los caídos en Malvinas presentan petitorio

BUENOS AIRES-  La Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas expresó una serie de condiciones ante la eventual identificación de los cuerpos de soldados enterrados en el cementerio de Darwin como NN, tal como le solicitó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a la Cruz Roja Internacional.

Las propuestas fueron expresadas por la comisión -que representa a 550 familias de caídos en la guerra- en sendas cartas enviadas el viernes pasado a la jefa de Estado y al titular del organismo internacional, Jakob Kellenberger.

Entre las condiciones, la comisión solicitó que los procedimientos «cuenten con el consentimiento unánime de las familias cuyos restos no están identificados», que ascienden a 123, y que yacen en Darwin con la leyenda «Soldado argentino sólo conocido por Dios».

Asimismo, se le pidió a la Cruz Roja que «se adopten medidas de extrema seguridad y resguardo para evitar la captura y difusión de imágenes sobre los restos mortales de los soldados, evitando la reapertura de heridas emocionales» y también que se explicite claramente «la prohibición de ambas partes o de cualquier particular para el traslado de los restos al continente».

Según la comisión de familiares, que preside actualmente Delmira Cao -la madre del maestro soldado Julio Cao que murió en la guerra-, muchas familias consideran que las visitas regulares a las islas y la construcción del monumento en Darwin «han resultado suficientes para construir su duelo» y consideran que esas pericias «reabrirían heridas ya cerradas».

«Causa una enorme angustia en muchos familiares pensar en la remota posibilidad de que las pericias se conviertan en un espectáculo morboso donde se expongan públicamente los restos, y reclaman garantías en ese sentido», indican en la misiva a la Cruz Roja.

El pasado 2 de abril, en Ushuaia, en el acto central en memoria de los caídos, al cumplirse 30 años del inicio de la guerra, la Presidenta reveló que dirigió una carta a la Cruz Roja para que interceda ante el primer ministro británico David Cameron «como autoridad internacional reconocida por todos» y se identifique a los muertos.

Días después, el Comité Internacional de la Cruz Roja se mostró «dispuesto» a colaborar con Argentina en la identificación, que además fue impulsada en la justicia por el Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas de La Plata (CECIM) y algunos familiares, por afuera de la comisión.

«Todos merecen tener su nombre en una lápida y cada madre tiene ese derecho inalienable de enterrar a sus muertos, poner una placa y llorar frente a esa placa», expresó la mandataria el 2 de abril.

Actualmente, la comisión es la administradora del cementerio de Darwin, que fue declarado lugar histórico nacional.