Fly Bondi: nuevas historias de aterrizajes frustrados en El Palomar, vuelos demorados y clientes insatisfechos

MORÓN- Según fuentes confiables hoy, cuando un avión de la empresa Fly Bondi estaba a tan solo 825 pies de El Palomar, a tan sólo 3 kilómetros de aterrizar tuvo que acelerar y ganar altura por la lluvia y no logró descender por lo que desvió su recorrido a Aeroparque. Esto no es absolutamente nuevo, ya había ocurrido a poco de “estrenar “pista en la zona oeste. Lo cierto es que la mega empresa dotada de una sola nave, no tiene vuelo en el aire pero sí en las noticias en diarios, portales y televisión ya que no hay un solo día que no haya una nota de color al respecto.

Hace apenas dos días  y a menos de un mes del comienzo de operaciones de la aerolínea Flybondi, la empresa tuvo que reprogramar todos sus vuelos del 15 y del 16  a la mañana debido a una falla en una de las ruedas del único avión que tiene a disposición. En total, seis vuelos y 625 pasajeros se vieron afectados  por las demoras. Todos los vuelos reprogramados  fueron cubiertos por la aerolínea Andes Líneas Aéreas, que cuenta con una flota de 10 aviones . En algunos casos los pasajeros tuvieron que atrasar un día su viaje y otros tuvieron que cambiar de aeropuerto, trasladándose de El Palomar a Aeroparque a través del transporte que proporcionó la compañía.

En un comunicado, Flybondi se comprometió a ofrecer «un resarcimiento por las demoras ocasionadas». Además, la empresa indicó que aquellos pasajeros que decidieron cancelar su vuelo recibirán el reintegro de los pasajes en sus tarjetas de crédito en un máximo de 72 horas.

El incidente, sin embargo, no es el primero de la aerolínea desde que comenzó a operar hace 21 días. La semana pasada, la empresa había tenido una demora de casi ocho horas en el despegue del vuelo Córdoba – Bariloche del miércoles 7. Dos días después, en la inauguración del aeropuerto El Palomar -y en medio de una fuerte tormenta eléctrica-, el avión que llegaba de Córdoba se atrasó y el vuelo que despegaba a las 7.45 finalmente salió a las 13.50.

Anteriormente, el vuelo Bariloche – Córdoba del sábado 3 de febrero había aterrizado sin los equipajes. La empresa aérea había explicado después que debido a «la combinación de alta temperatura con menor presión atmosférica» tuvieron que reducir 7000 kilos el peso máximo con el que podía despegar el avión. Las valijas llegaron más tarde a través de un transporte terrestre.

Al momento, la aerolínea de bajo costo opera únicamente con un avión Boeing 737-800 traído de Singapur. Según adelantó un vocero de la empresa, y publicó la agencia oficial Telam el día 16  llegó al país una segunda aeronave que comenzará a funcionar próximamente. El objetivo de la compañía es finalizar el año con 10 aviones en operación.

La semana pasada, la jueza federal en lo Civil y Comercial y Contencioso Administrativo de San Martín Martina Forns autorizó el inicio de las operaciones en El Palomar, que estaban en duda por un recurso de amparo presentado por vecinos de la zona para impedirlas.

En la misma temática hoy pudo conocerse que el Gobierno envió a Comodoro Py una serie de documentos que fueron requeridos por el juez federal Sergio Torres. El magistrado le había ordenado al Poder Ejecutivo que detalle las medidas tomadas «para garantizar la seguridad del tráfico aéreo y el uso racional del espacio», a raíz del plan que Cambiemos bautizó como «la revolución de los aviones».

Los oficios enviados por Torres requerían «informes pormenorizados» con las gestiones para afrontar la incorporación de nuevos actores en el mercado aéreo, según publicó el diario La Nación.

Por lo tanto, los organismos oficiales presentaron sus escritos a la Justicia entre diciembre y los primeros días de febrero. Desde la ANAC le explicaron al juez que se «realiza una vigilancia permanente de la seguridad operacional mediante auditorías a los proveedores aéreos». La entidad aseguró en su escrito que «todos los candidatos a explotar servicios cumplen la regulación vigente y demostraron los estándares establecidos».

El Orsna, el ente que controla los aeropuertos, le manifestó a la Justicia que analiza «planes maestros» tendientes a armonizar la infraestructura aeroportuaria con la demanda del tráfico aéreo.

Por su parte, la EANA, que monitorea «situaciones críticas» y trabaja sobre el diseño de las rutas aéreas, advirtió que para que las nuevas empresas salgan a la pista «se requieren cuestiones técnicas y operativas». «En muchos casos el uso de rutas no resulta viable por limitaciones de equipos, tripulaciones y performance de navegación», advirtió EANA. Y agregó: «Antes del uso de las rutas deben considerarse las capacidades de las pistas y los espacios aéreos».

El Ministerio de Transporte remitió una escrito de su titular, Guillermo Dietrich. La cartera asegura que busca duplicar la cantidad de pasajeros e implementar «un plan por $24.000 millones para nueva infraestructura y tecnología».

Ahora, el juez analizará los informes oficiales mientras impulsa otras medidas para investigar el núcleo del caso, es decir, si hubo intención del Gobierno de favorecer a la ex empresa de los Macri. En el expediente están imputados el Presidente, Quintana, Dietrich y otros funcionarios y empresarios que participaron de las gestiones.

Además de investigar los casos de Avianca y de Flybondi, Torres y el fiscal federal Jorge Di Lello investigan las contrataciones de empresas privadas para los viajes presidenciales y ya tienen en su poder el listado de todos los viajes que hizo Macri. También la asignación de hangares en Aeroparque y la compra del nuevo Tango 01.

 

DEJA UNA RESPUESTA