¿Qué dijeron los principales dirigentes sobre los cambios en Ganancias?

 

BUENOS AIRES- Mauricio Macri anunció una serie de cambios en el Impuesto a las Ganancias, en donde sobresalió la suba del mínimo no imponible. Luego, los gremialistas más importantes dieron su parecer y se mostraron a favor y en contra de la medida. La palabra de los más importantes.

¿Quiénes se mostraron a favor y quienes en contra?

Antonio Caló, secretario general de la Unión de Obreros Metalúrgica, y titular de la CGT afín al kirchnerismo manifestó que los anuncios de Mauricio Macri «son un paso adelante». «Compartimos el anuncio del presidente sobre Ganancias y más compartimos el de asignaciones familiares. Me hubiera gustado que sea más de 30 mil pesos pero con algo empezamos. Es un paso adelante», enfatizó en declaraciones a Noticias Argentinas.

Roberto Fernández, secretario de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), se mostró «muy contento» por las medidas pero dijo que las mismas impactarán «sólo sobre un sector de los trabajadores, el que está arriba de los 15 mil pesos». De todos modos Fernández aseguró que el Gobierno antes de anunciar un porcentaje debería “hablar de un sueldo de bolsillo que alcance para vivir”.

Julio Piumato, titular del gremio de Judiciales y secretario de Derechos Humanos de la CGT catalogó a la medida como un anuncio «sumamente importante», y agregó: “Esperábamos un poco más, porque el salario no es ganancia, la promesa del Presidente genera expectativa y esto es el primer paso y va a ser progresivo, y cada vez van a pagar menos trabajadores”.

De todos modos, recordó que el gobierno de Cristina Kirchner “dijo lo mismo cuando comenzó y confiamos en ello, pero el resultado fue al revés y cada vez más trabajadores pagaron más impuesto a las ganancias; ahora devuelve a una gran mayoría de trabajadores lo que el gobierno anterior les había quitado y era el salario familiar, que había sido una conquista de los trabajadores y sentíamos que nos habían discriminado”.

El aliado sindical de Mauricio Macri, Gerónimo Venegas, secretario general de la Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), dijo que el anuncio del gobierno “ha sido muy positivo y muy importante teniendo en cuenta que hace tantos años que venimos diciendo que el impuesto a las ganancias es distorsivo. El trabajador cobra un salario a cambio de un esfuerzo corporal o mental, entonces, no puede ser nunca ganancia”.

“Hace años que lo venimos reclamando, durante todo el período de Cristina Fernández de Kirchner lo pedimos, pero como ellos lucraban a través del sudor de los trabajadores, no les importaba. Hay que tener en cuenta que estamos en un nuevo país, donde tenemos un Presidente que es normal”, afirmó «El Momo».

Venegas señaló además que “las escalas que se van a mandar a la Cámara de Diputados se van a negociar, vamos a tener la oportunidad de hablar con los senadores, los diputados, para que se tomen las medidas adecuadas para que los trabajadores paguen lo menos posible”.

Omar Maturano, de La Fraternidad, consideró que la elevación del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias «es un paso, pero no es lo esperado, porque queremos que se elimine, ya que es directamente un impuesto al trabajo”. Maturano señaló además que de cara a las paritarias, “el anuncio no tiene nada que ver. Vamos a discutir un sueldo acorde a la inflación, del orden del 32 % al 35 %”.

El líder de la CGT Azopardo, Hugo Moyano se mostró conforme y dijo que «no sólo desde el punto de vista económico es bueno sino desde lo social y lo humano». Al respecto, remarcó que «se le devuelve a muchos trabajadores, a los hijos de los trabajadores, el salario familiar». Más allá de los elogios sostuvo que «es un avance pero faltan muchos temas. Muchos creían que iba a ser más amplio».

Pablo Micheli, secretario general de la CTA Autónoma se mostró descontento y dijo que el mínimo no imponible se debería haber aumentado a 40.000 pesos porque la inflación «subió el 10 por ciento desde que asumió».

«El aumento del mínimo no imponible no lo dio ni bien asumió (Macri) como prometió en campaña y ahora, 60 días después, hay una inflación del 10 por ciento», explicó en diálogo con radio Rivadavia.

 

DEJA UNA RESPUESTA